5 maneras de ponerse corto y operar a la baja

5 maneras de ponerse corto y operar a la baja. Así es, en los mercados bursátiles podemos operar a la baja también y cuanto más caiga el mercado más ganaremos, y viceversa, cuanto más suba el mercado más perderemos.

Permítame recordarle el newsletter bursátil que se manda cada día por correo electrónico. Créame que es bastante completo e interesante.

¿Qué es ponerse corto y operar a la baja?

La manera tradicional de operar en los mercados financieros es al alza, es decir, compramos un activo (acciones, divisas, materias primas, índices, bonos, etc) y confiamos en que su precio de cotización suba para luego vender, cerrar la operación y ganar dinero, concretamente la diferencia entre nuestro precio de compra y el precio de venta. Evidentemente,si vendemos más barato de lo que habíamos comprado perderemos dinero.

Bien, hasta aquí nada nuevo que nadie no sepa, ¿verdad? Pero también podemos operar al contrario, es decir, operar a la baja poniéndonos cortos.

La idea a tener presente es que cuando operamos al alza y compramos se llama largos. en cambio, cuando operamos a la baja se llama cortos.

Cuando hablamos de ponernos cortos estamos queriendo decir que estamos posicionados bajistas en un mercado porque creemos que por las razones que sean está débil y va a caer.

¿Por qué ponerse corto y operar a la baja?

Pues básicamente hay dos razones de peso para ello:

– Estimamos que un mercado está débil o va a estarlo muy pronto y creemos que va a caer y queremos aprovechar esa caída o recorrido a la baja.

– Como cobertura de protección para controlar la volatilidad y para cubrir una posición. Por ejemplo, imagine que estamos comprados y tenemos acciones de una compañía de un sector. Pero como no estamos seguros de que el sector esté muy fuerte, pues nos ponemos cortos en otra compañía del sector, de manera que si al final va mal en el sector la posición corta nos da ganancias que nos sirve para paliar las pérdidas ocasionadas con la compra de la otra acción.

También sirve para hacer una estrategia que se llame pares, en la cual se cogen 2 mercados similares o del mismo sector o naturaleza, y que uno está más fuerte que el otro, imaginemos BBVA y Deutsche Bank. Pues nos ponemos largos (compramos) en el fuerte y nos ponemos cortos (vendidos) en el débil. Supongamos que estamos largos en BBVA y cortos en Deutsche Bank. Ahora hay varias posibilidades en las que ganaríamos:

* Sube el fuerte y cae el débil: perfecto, es el escenario soñado, el buscado y ganamos dinero en ambas operaciones.

* Suben los dos y el fuerte más que el débil: ganamos dinero sólo con la operación de compra del BBVA pero nos reporta más dinero que lo perdido con el corto en Deutsche Bank.

* Bajan los dos, pero el fuerte baja menos que el débil: ganamos con la posición corta del Deutsche Bank pero nos reporta más dinero que lo perdido con la compra del BBVA.

¿Qué se necesita para ponerse corto y operar a la baja?

El primer paso es operar con un broker que permita este tipo de operativa. hoy en día prácticamente el 95% lo permiten, de manera que no hay problema alguno.

Y claro, generalmente se hace mediante futuros, cfds y otros instrumentos, de manera que hay que operar con un broker que tenga estos instrumentos.

Decir que para operativa de corto plazo es magnífico ponerse corto y operar a la baja, pero para plazos temporales mayores (medio y largo plazo) no la aconsejo.

¿Cómo ponerse corto y bajista?

Le pongo unas sencillas directrices o pasos pero en este caso de cómo hacerlo con acciones de una compañía.

1º Se toman prestadas acciones de una compañía, acciones que se devuelven más tarde.

2º Las acciones se venden en el mercado como si fuesen propias del inversor.

3º Cuando el precio de las acciones caen, el inversor las compra y así las devuelve a la entidad que se las había prestado antes. Es lo que se denomina venta a crédito.

La diferencia entre la venta y la compra es la ganancia que obtiene el inversor. Pero si las acciones no bajaron sino que subieron pues entonces el inversor pierde dinero en la operación.

Por si es necesario, recuerdo que si estamos comprados la operación se cierra vendiendo (si compro 100 acciones de Apple y luego vendo 100 acciones de Apple la operación se cierra) y si estamos cortos, es decir, si estamos vendidos, la operación se cierra comprando (si estoy corto con 100 acciones de Amazon y luego compro 100 acciones de Amazon la operación se cierra).

¿De qué manera podemos ponernos cortos?

Le voy a explicar 5 maneras de ponerse cortos y operar a la baja y es que los inversores no pueden permitirse el lujo de renunciar a herramientas que tienen a su disposición para ganar en los mercados.

De las 5 maneras, le comento que la opción de warrants es la más peligrosa y salvo que sea muy experto la olvide. El tema de las opciones tiene riesgo también, de manera que mejor esperar hasta dominar ese instrumento. Las 3 mejores opciones son futuros, cfds y etfs inversos.

– Préstamo de acciones: es un acuerdo mediante el cual el prestamista transfiere temporalmente unas acciones al prestatario y el tomador está obligado a devolverlos en el momento en el que se lo soliciten o al vencimiento acordado en el préstamo. A cambio, el prestamista recibe del tomador unos activos en concepto de garantía.

– Futuros: es un contrato a plazo por el que las partes llegan a un acuerdo para realizar la compraventa de un activo en una fecha futura y a un precio prefijado. Se deposita una garantía y tiene un vencimiento concreto y se ejecuta aunque no se haya cumplido la previsión del inversor.

Ejemplo con un índice bursátil. Creemos que el Ibex 35 va a caer o va a seguir cayendo. Pues en el broker lanzamos una orden de venta de 1 contrato en 9.000 puntos. Por tanto, todo lo que caiga el Ibex 35 por debajo de 9.000 puntos supone ganancias. Si el índice a caído a 8.500 puntos, cerramos la operación lanzando una orden de compra en 8.500 de 1 contrato. La operación se cerró y hemos ganando 500 puntos que al ser 1 contrato son 5.000 euros de ganancia.

– CFDs: es un contrato entre el comprador y el vendedor, por el cual el vendedor pagará al comprador la diferencia entre el valor actual de un activo subyacente al momento de la finalización del contrato. Exigen el depósito por parte del inversor de un pequeño importe en concepto de garantías, lo que permite operar como si se tuviera más dinero.

Ejemplo con acciones. Pensamos que las acciones de Microsoft van a caer o que van a seguir cayendo. en el broker lanzamos una orden de venta de 100 cfds de Microsoft en 280 dólares. Por tanto, todo lo que caigan las acciones de Microsoft por debajo de 280 dólares supone ganancias. Si las acciones han bajado a 250 dólares cerramos la operación lanzando una orden de compra en 250 dólares de 100 cfds. La operación se cerró y hemos ganando.

– ETFs inversos sobre índices: son fondos cotizados en Bolsa. Por ejemplo, un ETF inverso sobre el Eurostoxx. Cuando el índice europeo suba un +6% el ETF inverso pierde un -6%%, pero si el Eurostoxx cae un -6%, el ETF inverso gana un +6%. Este tipo de productos son rebalanceados diariamente, de manera que su verdadera utilidad es a corto plazo, ya que a mayor plazo pierden exactitud de réplica respecto al activo subyacente.

– Opciones sobre índices o acciones: las opciones son un instrumento que otorga un derecho a su poseedor a comprar o vender un determinado activo a un precio fijo en una fecha futura. Las opciones que dan derecho a comprar se llaman CALL, y las que dan derecho a vender se llaman PUT.

– Warrants sobre índices o acciones: instrumento que ofrece a su propietario el derecho, pero no la obligación, a comprar (Call) o vender (Put) una cantidad determinada de un activo a un precio fijo.

Bien, pues hasta aquí las 5 maneras de ponerse corto y operar a la baja. Habrá visto que hay varios medios para ello, cada uno con sus propia idiosincrasia.

¿Cuándo ponerse corto en los mercados?

Pues por ejemplo en las siguientes situaciones:

Cuando el precio pierde un soporte.

Cuando el precio llega a una resistencia

Cuando se ha producido un cambio de tendencia.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.