5 Maneras para reinventarse Netflix y quién se enriquece con su caída

Vamos a ver 5 maneras para reinventarse Netflix y quién se enriquece con su caída, porque hay vehículos de inversión que se han enriquecido.

Netflix, un gigante con números imbatibles

Netflix es una de esas pocas compañías que con el paso de los años y sus números, pasan a la historia por lograr hazañas reservadas a muy pocas empresas.

Fíjese que desde su nacimiento hace un cuarto de siglo, siempre ha crecido en términos económicos. Además fue pionera en lanzar vídeos en streaming en el 2.007, en alcanzar los 100 millones de suscriptores también en el mismo año y los 200 millones de suscriptores en el 2.20. Y sí, es el rey el número de suscriptores con 220 millones, muy por delante de sus rivales como HBO con 70, Disney+ con 110 y Amazon con 175 millones.

La evolución de sus acciones han ido a la par con sus hitos empresariales y económicos. Por ejemplo, desde su debut en los mercados hace 20 años, sus títulos han subido un casi un +20.000% frente al índice S&P500 que «sólo» logró un +500% en el mismo periodo de tiempo. Desde el año 2011 las acciones han subido sin cesar, salvo en 2014. Con la pandemia del coronavirus en 2020 la compañía tuvo un fuerte auge ya que los confinamientos hicieron que las familias incrementasen sustancialmente el consumo por películas y series aprovechando que la estancia en los hogares serían mucho más largas y duraderas. Así las cosas, ese año 2020 las acciones se revalorizaron un +70% y un año después un +11% en lo que suponía 5 ejercicios seguidos subiendo más de un +10%.

La debacle tras la pérdida de suscriptores

Pero en 2022, concretamente en abril, sucedió algo que pocos podían esperar: la pérdida de 2 millones de suscriptores.

Se supone, y estoy de acuerdo porque todo apunta a ello, que la razón hay que buscarla en la competencia, cada vez hay más actores en el mismo sector y la tarta, que tiene el tamaño que tiene, ha de ser repartida entre más comensales, de manera que toca recibir trocitos más pequeños, salvo que algún «espabilao» le birle a otro un trozo de su pastelito.

Como consecuencia de este dato, de esta pérdida de suscriptores en el trimestre, las acciones de Netflix cayeron casi un -35% solamente en esa sesión, lo que implica su mayor desplome intradía en los últimos 18 años, y de esta manera se deja en lo que llevamos de 2022 un -64,5%, siendo la compañía que en el año más cae de entre todas las que cotizan en el S&P500.

Sí, quién iba a decir que Netflix perdería suscriptores y que serían las acciones de todo el S&P500 con peor comportamiento en el 2022 con prácticamente ya cuatro meses transcurridos, ¿verdad?

Poco sentido común demuestran los inversores con Netflix

Vamos a poner las cosas en perspectiva porque realmente demuestra que muchos inversores no tienen dos dedos de frente, así de claro.

Estamos hablando de que la pérdida de suscriptores en Netflix representa una caída o una pérdida del 0,9%. Sí, como lo oye, algo simbólico, testimonial. No estamos hablando de una pérdida del 10% de clientes de una empresa, no, sino de una pérdida del 0,9% de clientes (en este caso suscriptores).

¿De verdad es para tanto? ¿De verdad estamos tan locos para que ese mismo día las acciones de Netflix caigan un -35% en una sola jornada? Evidentemente no es para que haya pasado esto. Siempre he explicado y hablado largo y tendido del efecto acción-reacción en los mercados, pero en este caso no es que sea del todo desproporcionado, sencillamente es que es inaudito. Pero bueno, el mercado es soberano, guste o no guste, tenga o no tenga explicación.

Estamos de acuerdo en que si hubiese sido al revés, si Netflix hubiese incrementado sus suscriptores en un 0,9% la reacción de sus acciones no hubiese existido, es más, ni hubiesen subido, se habrían quedado prácticamente quietas.

¿Entonces por qué pese a esa caída simbólica de suscriptores los inversores mayoritariamente empezaron a vender acciones de Netflix?

Muy sencillo y todo obedece a una palabra: psicología.

Verá, cuando algo lleva mucho tiempo batiendo una y otra vez las marcas, llega un momento en el que se crea una especie de aureola mística de imbatibilidad, y esa percepción cala de manera profunda en el ánimo de los inversores, acostumbrándose a que lo que debiera de ser un hecho excepcional pasó a ser algo habitual. Sí, los inversores pasaron a ver los continuos récords de Netflix como algo normal y sencillo, que no tenían mérito alguno, es más, eran casi como una obligación. Y claro, cuando de pronto no se logra, la decepción aparece por culpa de no saber gestionar correctamente las expectativas.

Por tanto, el hecho de que Netflix venía desde hace bastantes años logrando cada ejercicio aumentar el número de suscriptores y presentar ganancias de dos dígitos, hizo que no se valorase ya como toda una proeza, sino como algo «normal», y cuando se rompe la racha de récords, viene la gran decepción, aunque sea como en el actual caso que siguen siendo números realmente extraordinarios.

5 Maneras para reinventarse Netflix y quién se enriquece con su caída

En el siguiente vídeo le voy a explicar 5 Maneras para reinventarse Netflix y quién se enriquece con su caída, algunas de ellas un tanto arriesgadas e innovadoras. También veremos cómo hacerse de oro con  la caída de Netflix en Bolsa.

* Hay un error en el vídeo porque menciono pérdida de 0,09% y es 0,9%.

Suscríbase al blog para recibir cómodamente en su correo los artículos que escribo

Le presento mi colección de 18 ebooks

Y aquí mi newsletter Breaking Trend que le permitirá estar informado de la actualidad que menos se comenta en los medios y donde hablo de mercados interesantes para invertir