Las creencias populares entre los inversores tienen su razón de ser, pero algunas, como la que te voy a comentar, ya no tiene sentido, por lo que conviene actualizarse y reciclarse.

Aquí puedes ver todo el contenido que ya hay publicado en mi membresía. Va dirigida a quienes quieren aprender a rentabilizar su dinero, a su ritmo, cuando quiera y donde quiera de manera sencilla, y también aquellas personas que buscan información de calidad que le ayude en sus inversiones. Échale un vistazo porque merece la pena. Cada día aprenderás cosas importantes acerca de los mercados y de las inversiones.

Y si te gusta leer y los libros, te presento mi colección de 18 ebooks

El ranking de las principales Bolsas de Europa y Estados Unidos en lo que va de 2023 está de la siguiente manera:

– Eurostoxx 50 +9,42%

– Mib italiano +8,76%

– Cac francés +8,49%

– Dax alemán +8,35%

– Ftse británico +5,26%

– CSI chino +5,24%

– Nasdaq +4,82%

– S&P 500 +3,43%

– Dow Jones +3,17%

– Nikkei japonés +0,10%

Sentimiento de los inversores (AAII)

El sentimiento alcista, es decir, las expectativas de que los precios de las acciones suban en los próximos seis meses, subió 3,5 puntos porcentuales hasta el 24%. Aun así se mantiene por debajo de su media histórica del 37,5%.

El sentimiento bajista, es decir, las expectativas de que los precios de las acciones caigan en los próximos seis meses, cayó 2,1 puntos porcentuales hasta el 39,9%. Es sólo la segunda vez que el sentimiento bajista se sitúa por debajo del 40% desde septiembre de 2022. Sigue por encima de su media histórica del 31%.

Acabando con una creencia popular

Estamos ya en enero. Seguro que has escuchado una frase muy conocida en Wall Street que dice que según se comporta la Bolsa en el mes de enero, así lo hará el resto del año. Es decir, que si el mes de enero es alcista, el año será alcista, y viceversa, si enero es bajista pues el año también lo será.

Históricamente hablando, es cierto que cuando enero es un buen mes para la Bolsa, el resto del año el S&P 500 suben el 86% de las ocasiones.

Pero desde el año 2000 esto no es así. Mira los años en los que el mes de enero fue negativo para el S&P 500 y cómo fue el año en su conjunto. Resulta que desde el 2000 ha habido 13 ocasiones y sólo en 4 de ellas se cumplió. Es decir, en los últimos 13 meses de enero que el S&P 500 cayó, en 9 terminó siendo un buen año:

Año 2000: -5%, -5%

Año 2002: -2%, -22%

Año 2003: -3%, +30%

Año 2005: -3%, +6%

Año 2008: -6%, -34%

Año 2009: -9%, +35%

Año 2010: -4%, +17%

Año 2014: -4%, +16%

Año 2015: -3%, +2%

Año 2016: -5%, +15%

2020: -0.2%, +16%

Año 2021: -1%, +28%

Año 2022: -5,26%, -19,44%

Pero eso no es todo, porque cogiendo todas las ocasiones en la historia con enero en rojo, tenemos que la caída media en ese mes es de un -4% y el resto del año hay una  subida de +13,1%.

Por tanto, el mes de enero ya no actúa como un posible predictor de cómo será el año.

2 Apuntes optimistas

Lo que te acabo de comentar no es ni bueno ni malo, simplemente que no hay que fijarse mucho en la relación entre el comportamiento del mercado en enero y lo que hará el año.

En cambio sí te voy a comentar dos apuntes para el optimismo:

1) En un año preelectoral, como es el actual 2023, resulta que el mes de enero es el mes más fuerte con una subida media desde el año 1950 del +4,1%

2) Venimos de un año bajista en 2022. De cara al 2023 anima saber que los años consecutivos a la baja son muy raros en el S&P 500, ya que sólo se han producido en 4 ocasiones desde el año 1928. Sin embargo, cuando se han producido, las caídas en el segundo año siempre han sido mayores que en el primero, con un recorte medio del -24%.

Añadir que si cogemos todos los meses de enero desde 1950 tenemos 72 meses de los cuales 43 fueron positivos y 29 negativos. Es más, desde 1991 dos de cada tres meses de enero han sido alcistas en la mayoría de Bolsas de Estados Unidos y de Europa.

El peor mes de enero fue en 2009 con una caída de -8,57%. El mejor mes de enero fue en 1987 con una subida de +13,18%.

El día que pudo ser clave para las tabaqueras y no lo fue

Hace uno días se han cumplido 59 años de un hecho importante. Resulta que el 11 de enero de 1964 un doctor en Estados Unidos publicó un informe tras estudiar durante años todo el tema del tabaco. Dicho informe llegó a una conclusión muy clara: el tabaco perjudicaba seriamente la salud.

Ya que pensaba que era una información importante y que podría tener fuertes consecuencias en los mercados financieros en general y en las acciones de las tabaqueras en particular, decidió, por responsabilidad, no publicar el informe hasta el sábado que ya estuviesen los mercados cerrados. Una vez publicado, los medios de comunicación de todo el país se hicieron eco del informe.

Hoy en día puede parecer algo obvio, pero hasta ese momento no había muchos informes médicos relevantes, aunque otra cosa es que cualquier persona con un poco de sentido común supusiese que bueno no era.

La lógica imperante en los inversores dictaminaba que cuando los mercados volviesen a abrir el lunes, las acciones de las compañías tabaqueras caerían con fuerza. Pero nadie dijo que la lógica siempre aparezca.

¿Qué es lo que sucedió en la jornada bursátil del lunes? Pues resulta que si cogemos las 5 compañías más importantes del sector, tenemos el siguiente comportamiento:

– Reynolds American: subió un +0,57%.

–  American Tobacco: plana, cerró donde abrió, de manera que ni ganó ni perdió.

– Lorillard: cayó un -1,10%

– Philip Morris: cayó un -1,16%

– Liggett & Myers: cayó un -1,85%-

Es decir, de las 5 compañías del sector más importantes, una subió, otra no se inmutó y tres cayeron pero menos de un 1,90%.

Pocos fondos logran batir al S& 500 en los últimos 30 años

Y seguimos con otra efeméride. El 29 de enero de 2023, el fondo cotizado o ETF más longevo del mundo, el Standard & Poor’s Depository Receipt o más conocido como SPDR celebrará su 30 cumpleaños desde su debut bursátil.

En estos 30 años, el 90% de los fondos de gestión activa obtuvieron resultados inferiores a los del S&P 500. En muchos casos se debió a que los gestores no fueron capaces de lograr mejor números. En otros casos fueron las comisiones elevadas las que impidieron lograr la hazaña.

Suscríbete a mi newsletter para recibirlo cómodamente en tu correo con los artículos que escribo