Cada vez más las personas se interesan por saber cómo abrir una cuenta online en el extranjero para depositar su dinero, sobre todo teniendo en cuenta ciertos temores que son una realidad. En este artículo voy a tratar de explicarles todo con detalle.

Es cierto que muchas personas temen que si Podemos llegase al poder pudiesen optar por sacarnos del euro, posibilidad que en su momento ellos mismos plantearon públicamente. Al margen de otras consecuencias negativas que ello nos ocasionaría, un efecto directo sería que todos nuestros ahorros, todo el dinero depositado en el banco (cuentas bancarias, depósitos, etc), pasarían directamente a pesetas. Este hecho tiene el grave el problema de la fuerte devaluación y depreciación frente al euro, con lo que perderíamos bastante poder adquisitivo.

Y no es ninguna broma, de hecho en las encuestas está como la segunda fuerza política que resultaría de las elecciones generales, es más, en otras está ya como el vencedor. Por tanto, es una posibilidad real.

La mejor opción de proteger nuestro capital llegado ese caso, es abrir una cuenta en el extranjero. Hay dos maneras de hacerlo:

– Ir al país para abrir la cuenta: el mejor método es el tradicional, es decir, acudir al país en cuestión, aunque ello suponga un coste económico, un tiempo invertido y la dificultad del idioma. Como es lógico, la dificultad y los requisitos dependerá de cada país en cuestión. Por regla general, y estoy hablando de países de la Unión Europea, los requisitos básicos son presentar el DNI, el pasaporte y un certificado de empadronamiento.

El problema es hoy en día la mayoría de los países, para abrir una cuenta, exigen demostrar que se vive allí, con lo que esto descartaría a la mayoría de los españoles que viven aquí. Por ejemplo, en Inglaterra suelen exigir, si no se reside en el país, un contrato de alquiler o bien un contrato de trabajo, así como facturas que demuestren que se vive allí. Por tanto, es imprescindible vivir en el país para abrirse una cuenta y hay que demostrarlo.

En Suiza sí se puede, aunque muchas entidades suelen exigir un capital mínimo de 25.000 francos , llegando a cobrar hasta 900 francos de comisión.

Puestos a elegir, los mejores destinos serían Alemania y Suiza.

– Abrir la cuenta en el extranjero de manera online: si no se reside en otro país, la mejor opción es abrir cuenta en un banco online. Por ejemplo en Alemania se puede hacer con el Deutsche Kredit Bank (DKB). El único requisito para los no residentes es que el banco español ha de sella un documento adjunto para dar fe de la identidad. Junto a ello hay que aportar una copia del DNI y una factura de teléfono, electricidad o agua donde figure el nombre del titular de la cuenta y el domicilio.Posteriormente, el banco contactará con el solicitante para preguntar los motivos de abrir una cuenta con ellos. En el plazo de dos semanas se reciben las tarjetas, el pin y las claves de acceso. La cuenta es totalmente gratuita y no exige ingresos ni saldos mínimos. Eso sí, tanto la web como la comunicación con el banco es en alemán.

Otra opción es abrir cuenta en Luxemburgo. Los únicos documentos que se requieren son un pasaporte o el DNI y un comprobante de domicilio. Un ejemplo es Pictet, uno de los mayores bancos privados de Suiza, que tiene sede en Luxemburgo (y en España) y ofrece la posibilidad a los clientes españoles de abrir una cuenta en Luxemburgo.

En Suiza se puede abrir una cuenta bancaria de manera online, por ejemplo con Swissquote, tan solo entrando en su web, rellenando el formulario, copia del DNI e indicar cantidad de dinero a ingresar. Tras ello, mandan las claves de acceso. La cuenta es gratuita sin gastos de apertura ni mantenimiento.

Cuatro advertencia me gustaría hacerles:

1º Abrir cuenta en la sucursal de un banco extranjero que esté en España (por ejemplo, si van ustedes y abren una cuenta en una sucursal de Deutsche Bank en Madrid) no sirve de nada a este respecto, ya que la sucursal donde han de abrir la cuenta se tiene que encontrar fuera de España. Sí, lo se, es una lástima, porque entonces la opción sería muy sencilla.

2º No esperen una rentabilidad interesante, es más, en muchas entidades es negativa, con lo que es como pagar un poquito a cambio de tener asegurado nuestro capital.

3º Antes de llevar nuestro dinero al extranjero, hay que comunicárselo a Hacienda. Nuestra legislación exige que si son más de 50.000 euros se informa a través del modelo 720, si se saca el dinero en efectivo se ha de notificar si hablamos de más de 10.000 euros.

4º Es de obligado cumplimiento tributar las plusvalías obtenidas por las cuentas en el extranjero en la declaración de la renta española.

Permítanme recordar que en prismabursatil.com estoy subiendo cursos de trading en vídeos para aprender a invertir en los mercados, todo ello de manera sencilla para que el tiempo no sea un problema. Además cada semana veremos mercados interesantes para invertir, por qué y cómo se podría aprovechar.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.

Prisma Bursátil

por Ismael de la Cruz

¿Le gustaría dominar el mundo del trading e inversión?

Con Prisma Bursáitl podrá hacerlo. Suscríbase por 20€ 10€ al mes y obtenga acceso a: cursos, formación, ideas operativas, análisis de mercados y máster class de las novedades financieras.

Suscribirme por 10€/mes
¿Por qué debo suscribirme?