Imagen de dientes de sierra

Vamos a ver cómo hacer trading con los dientes de sierra o zigzag y cómo podemos aprovecharlo en nuestra operativa en cualquier mercado con independencia del plazo temporal.

Antes de entrar en materia, permítame decirle que en prismabursatil.com «el netflix financiero», estoy subiendo muchos cursos en vídeos para aprender a invertir en Bolsa y hacer trading. Todo ello empezando desde cero, de manera sencilla y amena mediante vídeos cortitos para que el tiempo no sea un problema para usted y pueda aprender a su ritmo, dónde y cuándo quiera.

Qué son los dientes de sierra

Cuando existe una tendencia definida, por ejemplo alcista, las subidas no suelen ser generalmente verticales y sin descanso, sino que tras un impulso al alza se produce un pequeño descanso en forma de retrocesos y acto seguido continúan las subidas.

La explicación de esto obedece a que cuando hay una subida, hay inversores que están dentro comprados, cada uno de ellos con un horizonte temporal diferente (unos están operando intradía, otros operando a corto plazo y otros a medio o largo plazo) y claro, con diferentes stop loss y diferentes objetivos, de manera que es normal que unos salgan de la operación antes que otros (para bien si alcanzan el objetivo o para mal si salta el stop loss).

Es precisamente este hecho el que origina que dentro de una subida, de pronto haya una pausa o retroceso, ya que algunos inversores han visto cerrase sus operaciones. Lo positivo es que esta acción provoca una reacción, esa pausa y retroceso alienta a su vez a otros inversores a comprar aprovechando que el precio ha caído y es más barato y atractivo  y que las condiciones alcistas no han variado. De esta manera, la entrada de estos nuevos inversores provoca de nuevo subidas en ese mercado en cuestión.

Cómo hacer trading con los dientes de sierra

Al formar parte del análisis técnico que funciona muy bien, cobra especial relevancia saber utilizar correctamente los dientes de sierra para entrar, para incorporarnos a favor de la tendencia existente. Pero la pregunta clave es ¿cómo sabemos si todavía siguen vigentes las causas que mantienen la tendencia? Porque claro, el temor o la duda de los inversores es que no vaya a ser que entren creyendo que se incorporan a la tendencia a mejor precio y resulta que han entrado cuando dicha tendencia ya ha finalizado y está cayendo.

Gráfico con un ejemplo de dientes de sierra

La respuesta radica en los máximos y mínimos crecientes. Si ve el gráfico, hay señalados 4 puntos (recuadros verdes) que son los 4 dientes de sierra, 4 niveles que se han formado dentro de una tendencia alcista, retrocesos que acto seguido han permitido reanudar las subidas.

– En primer lugar hay que mirar la matriz, es decir, el primer punto de retroceso dentro de una tendencia alcista. Todo lo que sea no perder este nivel implica fuerza alcista y ausencia de debilidad.

– Puede ver cómo no se perdió la matriz (se igualó, siendo un buen punto de compra la zona A.

– Posteriormente puede ver cómo los máximos son ascendentes (los círculos amarillos) y los mínimos o dientes de sierra son ascendentes (recuadros verdes).

– Los dientes de sierra (matriz, puntos A, B, C, D) son ascendentes, confirma fuerza alcista, nunca se perdió ninguno de ellos, de manera que nada de debilidad.

– Dichos puntos A, B, C, D son potenciales niveles de compra (recordando que el punto A es la compra al coincidir con la matriz), al igual que cada vez que el precio rompe por arriba los círculos amarillos.

– Pero no todos los dientes de sierra presentan, a priori, la misma fortaleza o fiabilidad. Hay un requisito para saber si es una zona de diente de sierra interesante o en cambio implica más riesgo del habitual: cuanto mayor es el rango de movimiento o el recorrido previo y posterior al diente de sierra, más fiable será.

Ejemplo: el punto A es fuerte y fiable porque todo el rango de movimiento previo (toda la caída desde el punto 1 al punto A es un buen rango de extensión de movimiento) y todo el rango de movimiento posterior (toda la subida desde el punto A al punto 2 es otro buen rango de movimiento) son de un buen tamaño.

En cambio, por ejemplo,  el punto C es el más débil y en teoría el de más riesgo, porque su rango de movimiento previo (la caída desde el punto 3 al punto C) es pequeño, bastante más pequeño que en el ejemplo anterior.

Bien, pues ya hemos visto cómo hacer trading con los dientes de sierra, habrá visto que no es complicado, simplemente hay que fijarse. Eso sí, conviene complementarlo con las técnicas de operar con soportes y con resistencias para que todo sea perfecto.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.

Prisma Bursátil

por Ismael de la Cruz

¿Le gustaría dominar el mundo del trading e inversión?

Con Prisma Bursáitl podrá hacerlo. Suscríbase por 20€ 10€ al mes y obtenga acceso a: cursos, formación, ideas operativas, análisis de mercados y máster class de las novedades financieras.

Suscribirme por 10€/mes
¿Por qué debo suscribirme?