Cómo utilizar en trading los diferentes tipos de órdenes

Veremos cómo utilizar en trading los diferentes tipos de órdenes que tienen los brokers, una por una, para sacarle el máximo rendimiento.

Pero lo primero de todo es saber cómo elegir el mejor broker para invertir en los mercados financieros.

Permítame recordarle el newsletter bursátil que se manda cada día por correo electrónico. Créame que es bastante completo e interesante.

Cómo utilizar en trading los diferentes tipos de órdenes

Los brokers permiten utilizar una serie de órdenes, cada una de ellas presenta una utilidad muy interesante, pero es importante conocer cada tipo de orden bien para poder sacarle el máximo provecho y no cometer errores.

Entre los principales tipos de órdenes tenemos las siguientes:

Qué es una orden a mercado

En una orden a mercado, compramos o vendemos al precio que marca ese mercado en ese momento y tiene prioridad frente al resto de órdenes y se ejecuta prácticamente al momento.

Son las que se utilizan para comprar o vender un activo a la mayor velocidad posible. Es decir, cuando nos interesa comprar y entrar enseguida en un mercado o bien cuando nos interesa cerrar rápidamente la operación (bien porque el mercado se nos ha girado bruscamente y no queremos perder más dinero o bien porque estamos ganando un buen dinero y queremos asegurarlo ya sí o sí).

Decir que si en el momento de comprar o de vender a mercado hay elevada volatilidad en ese mercado, podrían ejecutarse a diferentes precios. Ejemplo: la cotización del mercado en que estamos operando está en 15 euros y de pronto le damos a comprar 100 acciones a mercado. Pero en ese momento la volatilidad es elevada y puede ser que de esas 100 acciones unas se hayan comprado a 15 y otras a 15,10, otras a 15,15, etc. Y lo mismo al vender a mercado, si hay elevada volatilidad se nos pueden ejecutar a diferentes precios.

En general, este tipo de órdenes no hay que usarlas en 2 casos:

  • Acciones poco líquidas.
  • Si hay una elevada volatilidad.

En ambos casos la probabilidad de que no se ejecuten todas las órdenes al mismo precio es bastante elevada.

Qué es una orden limitada

En este tipo de órdenes damos un precio concreto para que se realice la operación. De esta manera, si la orden se ejecuta, será a un precio igual o mejor al que hayamos fijado pero la orden se puede quedar sin ejecutar si no hay ofertas al precio que hemos marcado.

El objetivo de esta orden no es que se ejecute ya, sino el precio: en el caso de la compra, será el máximo que estaríamos dispuestos a pagar  y en el caso de la venta el mínimo que estamos dispuestos a recibir por vender.

Así pues, este tipo de orden es ideal cuando tenemos analizado ese mercado y tenemos claro el punto de entrada o de salida.

En el mercado español se puede marcar una validez de hasta 90 días.

Ejemplo: imaginemos que queremos comprar en un mercado que cotiza en 150 y está cayendo. Queremos comprar más abajo, en 140 porque justo ahí tenemos un soporte. Claro, no le vamos a dar a comprar ya a mercado porque el precio de la compra que nos darían no sería 140, y tampoco vamos a estar todo el tiempo pendiente a ver qué día y a qué hora baja a 140. Pues lo que hacemos es que lanzamos una orden de compra limitada en 140. De ésta manera, el día que baje a 140 el broker directamente nos compra a ese precio y ya estamos dentro del mercado. Exactamente igual sería para el caso de vender, podemos cerrar con una orden de venta limitada al precio que queramos.

Qué es una orden por lo mejor

En una orden por lo mejor se selecciona por defecto el mejor precio del mercado en ese momento. Así pues, este tipo de orden permite obtener el mejor precio de la oferta o de la demanda en el momento de introducir la orden.

La diferencia con una orden de mercado es que en caso de no haber títulos suficientes para cubrir la cantidad de títulos que se quiere a ese mejor precio, el resto de la orden no se ejecuta, no coge el siguiente mejor precio. Así se compran todos los títulos disponibles al mejor precio y los que faltan pasan a convertirse en una orden pendiente de ejecución. Solo si se vuelve a tocar el mismo precio se hará el resto de la orden.

Es útil cuando queremos comprar o vender, pero no le damos tanta importancia a que se haga el paquete completo de la orden, pero debemos de saber que si una orden se ejecuta a distintos precios, se consideran operaciones diferentes y se cobra comisión por cada una de ellas.

Ejemplo 1: un inversor quiere comprar 1.000 títulos y da una orden por lo mejor. La orden se cruza contra las mejores posiciones y vemos que en la mejor posición hay 2.000 títulos a 10,09 €, por lo el broker comprarán 1.000 acciones a 10,09 euros y la orden quedará totalmente ejecutada a ese precio.

Ejemplo 2: un inversor quiere comprar 1.000 títulos y da orden por lo mejor. Ésta se cruza contra las mejores posiciones y vemos que en la mejor posición hay 600 a 10,09 €, por lo que se comprarán esos 600 a 10,09 euros. Los otros 400 quedarán a la espera de una oferta a 10,09 €, que puede ocurrir o no; si no vuelve a haber títulos a ese precio, el inversor tendrá que conformarse con 600.

Qué es una orden take profit u objetivo

Es el objetivo de nuestra operación, donde queremos que se cierre si llega el precio. Ejemplo: compramos a 9 euros y queremos que si sube a 13 se cierre automáticamente. Pues colocamos el objetivo en 13.

Qué es una orden stop loss

Los stop loss nos sirven para conservar una posición siempre que el precio no alcance unos determinados niveles en los que entendemos que debemos deshacer la posición. Son como una orden a mercado que se activa cuando el precio alcanza un determinado valor o precio que nosotros hemos elegido.

Tienen un doble uso:

* Stop loss: nos sirve para indicar a qué precio queremos cerrar la operación que tenemos abierta y que va en nuestra contra y estamos perdiendo dinero. Nos sirve para limitar las pérdidas. Por ejemplo, si hemos comprado a 9 euros y no queremos perder más de 1 euros por acción, pues colocamos el stop loss en 8. En el momento en el que las acciones toquen los 8 euros del stop loss, se dispara automáticamente una orden y las acciones se venderán al mejor precio que encuentre en ese momento.

* Stop profit: nos sirve para indicar a qué precio queremos cerrar una operación que tenemos abierta y que va a nuestro favor y le estamos ganando dinero. Nos sirve para asegurar una ganancia en la operación pase lo que pase, aunque el precio de pronto se gire en contra. Por ejemplo, hemos comprado a 9 euros y la cotización ya va por 15 euros pero no queremos cerrar todavía la operación por si sigue subiendo más. Pues lo que hacemos es que anulamos el stop loss que teníamos puesto en 8 y colocamos un stop profit en 13. De ésta manera, si el precio baja de 15 a 13 se nos cerrará la compra en 13 y habremos ganado 4 euros por acción. Y si el precio no baja a 13 y sigue subiendo más y más, pues vamos modificando el stop profit, lo vamos subiendo.

Decir que hay muchos brokers que permiten lo que se llama stops dinámicos, que los programa usted y se va ajustando él solito.

Ésto en lo referente a cómo utilizar en trading los diferentes tipos de órdenes. La siguiente que veremos no es que sea una orden porque hoy en día se supone que todos los brokers lo hacen, pero por si acaso…

Qué es una orden condicionada 

Ésto hoy en día lo tienen prácticamente todos los brokers, pero hasta hace unos años sólo los americanos. Es algo fundamental.

Imagine que ha comprado a 9 euros y ha colocado un stop loss en 7 y un objetivo en 13. Usted ya sabe que si el precio llega a 7 o a 13 el broker le cierra la operación, en el primer caso perdiendo y en el segundo ganando.

Bien, pero tanto si llega a 7 como si llega a 13 la otra orden sigue vigente y se puede activar sin que lo sepamos y entonces tenemos un auténtico problema.

Ejemplo: hemos comprado a 9 y hemos puesto un stop loss en 7 y un objetivo en 13. El precio sube y llega a 13. La operación se nos cierra, pero ojo, la orden de stop en 7 sigue vigente y si llega el precio luego a 7 la hemos liado. Pues bien, hoy en día casi todos los brokers tienen las órdenes «condicionadas», de manera que automáticamente, siguiendo el ejemplo anterior, al llegar el precio a 13 y cerrarse la operación el broker anula enseguida la orden de stop en 7.

Pues eso es todo, ya sabe cómo utilizar en trading los diferentes tipos de órdenes, pero tenga presente siempre aplicar una correcta gestión de riesgo.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.