El efecto enero y cómo se comporta históricamente la Bolsa

Veremos el efecto enero y cómo se comporta históricamente la Bolsa. Atento que hay muchas cosas de interés que comentar sobre este tema.

Ya hemos visto cómo se comporta categóricamente la Bolsa los meses de septiembre, de octubre, de noviembre y de diciembre. Ahora es el turno del mes de enero.

Pero antes conviene que eche un vistazo a los mejores días para hacer trading en el mercado, así como las pautas estacionales históricas más importantes del mercado

¿No conoce todavía el newsletter bursátil que se manda cada día por mail? Échele un vistazo. Hoy:

  • Comentario personal de la jornada
  • Un catalizador que debería de impulsar al alza a Indra
  • Eni cuenta con apoyo del mercado y un elevado
    dividendo
  • ¿Seguirá el dólar este año más fuerte que el resto de divisas?
  • Atento a los grandes dividendos de bancos europeos este año

El efecto enero y cómo se comporta históricamente la Bolsa

El efecto enero en los mercados financieros hace alusión a que es un buen mes en el año, sobre todo los primeros días. Un efecto enero que se concentra principalmente entre finales de diciembre y las cinco primeras sesiones de enero.

Por regla general se estipula, si atendemos a los datos históricos, que en función de cómo se comporten las Bolsas esas 5 primeras sesiones de enero, así lo hará el resto del año. Es decir, si la rentabilidad de la Bolsa es positiva en las 5 primeras sesiones del año, dicho ejercicio será también alcista. Y lo mismo sucedería al contrario, si esos días son negativos el año puede ser negativo.

En líneas generales, el mes de enero tiende a ser positivo, aunque hubo excepciones como en el 2008 y en 1973. Cogiendo todos los meses de enero desde 1950 tenemos 71 meses de los cuales 43 fueron positivos y 28 negativos. Es más, desde 1991 dos de cada tres meses de enero han sido alcistas en la mayoría de Bolsas de Estados Unidos y de Europa.

El peor mes de enero fue en 2009 con una caída de -8,57%. El mejor mes de enero fue en 1987 con una subida de +13,18%.

Si miramos el S&P500 desde el año 1950, tenemos los siguientes números de cada mes:

  • Enero: +1,1%
  • Febrero: -0,05%
  • Marzo: +0,98%
  • Abril: +1,64%
  • Mayo: +0,22%
  • Junio: +0,11%
  • Julio: +1,13%
  • Agosto: -0,03%
  • Septiembre: -0,47%
  • Octubre: +0,77%
  • Noviembre: +1,71
  • Diciembre: +1,51%

El mes de enero se podría dividir en 2 fases alcistas:

– Los primeros días suelen ser favorables. Desde el año 1950 tenemos el día 2 (+0,30%), día 3 (+0,17%), día 4 (+0,12%), día 5 (+0,15%), día 6 (+0,08%).

– Los últimos días vuelven a ser favorables. Los días 25 (+0,06%), 26 (+0,11%), 27 (+0,09%), 28 (+0,15%), 29 (+0,10%), 30 (+0,03%), 31 (+0,28%).

Qué acciones suelen subir más con el efecto enero

Es interesante fijarse, sobre todo en las compañías de mediana y de baja capitalización bursátil. Basta con echar un vistazo al estudio de Rozeff y Kinney que cogieron un amplio periodo, de 1904 a 1974 y vieron que el rendimiento medio de las acciones medianas y pequeñas era de 8 veces más que el resto de meses.

Por qué funciona el efecto enero en las Bolsas

Hemos visto ya el efecto enero y cómo se comporta históricamente la Bolsa. Ahora veremos las razones.

1) Fiscalidad: ya que desgravan las aportaciones a los planes de pensiones, muchos inversores aprovechan y lo suscriben al comenzar el año, con lo que las gestoras disponen de más capital para comprar acciones y al incrementarse la demanda suben los precios.

2) Psicología: al seguir en un ambiente festivo y de alegría y con la próxima llegada de los Reyes Magos, el aumento del consumo no sólo se traslada a las compras navideñas y al 6 de enero, sino también a las Bolsas. Además, las pagas extra que reciben los trabajadores suelen ir a parar a inversiones.

3) Reajuste de carteras: se tiende a vender acciones y a comprar a primero de año para reajustar las carteras de inversiones.

4) Maquillaje de las carteras: tenemos la técnica mark-up, que se basa en vender al final del año aquellos títulos que no han ido muy bien para que no figuren como parte  de la cartera al publicar el informe anual, y compran los títulos que sí han sido buenos. De esta manera, logran maquillar la formación de las carteras. Es decir, los gestores vender las acciones menos populares y compran las más populares, y de esa manera pueden presumir y exhibir que en sus carteras tienen acciones de las compañías ganadoras y populares. Y es que al terminar el año los gestores han de rendir cuentas y no solo en cuanto a la rentabilidad generada, sino también en lo referente a la composición de sus carteras, aparte que es más fácil captar nuevos clientes y se les muestra que en las carteras se tienen los valores ganadores, los que mejor están yendo, ya que eso produce un efecto llamada como si rentabilidades pasadas asegurasen rendimientos futuros.

5) Efecto bola de nieve: ya que todo el mundo conoce el efecto enero, se produce la autoproclamación o autocumplimiento de la profecía, es decir, se compran acciones a primero de enero confiando en la pauta estacional y dicha pauta estacional se cumple finalmente precisamente porque todo el mundo compra buscando que se cumpla.

Qué pasa en el año si se marca máximo histórico el primer día de enero

Vaya por delante que no es habitual ver al S&P500 marcar un máximo histórico en la primera sesión de enero, pero este año 2021 sí lo ha hecho.

La buena noticia es que los años anteriores en que ha sucedido han terminado marcando de media casi 40 máximos históricos por año.

Año        1º sesión enero     Enero      Año completo      Máximos históricos

1955            +2,14%             +1,8%         +26,4%                  49

1959            +0,42%             +0,4%         +8,5%                    27

1964            +0,55%             +2,7%        +13%                     65

2018            +0,83%             +5,6%        -6,2%                     19

2020            +0,84%             -0,2%         +16,3%                  33

2022            +0,22%              ¿?              ¿?                           ¿?

En resumen, que cuando el S&P500 hace máximo histórico en la primera sesión de enero, de media en el año marca 40 máximos históricos, y en enero sube un +2,1%, y en el año completo un +11,6%

Cómo se comporta el año si la primera sesión de enero es positiva

Por supuesto que no es aconsejable invertir sólo en base a cómo se comporte el mercado en la primera sesión de un mes de enero, pero no obstante hay una relación muy interesante.

Si vamos al S&P500 y miramos las 22 últimas veces que ha sucedido (la primera de ellas fue en el año 1951 y la última en el 2020 sin contar el 2022) tenemos que el rendimiento medio en el mes de enero fue de un +2,3% y en el año completo fue de un +13,8%. La última vez fue en 2020 con una subida en la primera sesión de +0,84% y en el año fue de +16,3%. Ahora en 2022 la primera sesión subió un +0,64%….

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.