La amenaza del conflicto entre China y Taiwán

Veremos la amenaza del conflicto entre China y Taiwán, su origen, el papel de EE.UU y por qué es muy diferente al tema de Rusia y Ucrania.

Antes de empezar, decirle que en Premium, el Netflix de los mercados financieros, tiene todo lo que necesita para aprender e invertir correctamente en los mercados, tanto en acciones como de divisas, índices, materias primas, bonos, criptomonedas, para intradía, para corto, para medio y para lago plazo.

  • En la sección Vídeos Cursos se van subiendo módulos formativos cada semana
  • En la sección Daily Insights vemos mercados que están interesantes para invertir, por qué y cómo aprovecharlo.

También le presento mi colección de 18 ebooks

Qué es el conflicto entre China y Taiwán

A modo de resumen se puede decir lo siguiente:

– China ve a Taiwán como una región suya que quiere independizarse y no está dispuesta a permitirlo, es más pretende que vuelva al redil por las buenas o por las bravas.

– Taiwán se considera que son un Estado soberano (aunque es verdad que nunca han declarado la independencia de forma oficial), con gobernantes que han sido elegidos libremente en virtud de la democracia reinante en el territorio y además cuenta con su propia Carta Magna y un ejército.

– Hay dos países que reivindican ser la verdadera China: la República Popular China (llamada comúnmente China, es el el país más poblado del mundo y tiene el segundo mayor PIB); y la República de China (Taiwán, con una población media y con una economía menor que la de Turquía o Indonesia).

Se trata de un conflicto complicado en el que ninguna de las partes está dispuesta a renunciar a sus pretensiones y tiene ramificaciones de índole internacional, de ahí su importancia.

Cuál es el origen del conflicto entre China y Taiwán

Para no aburrirle comenzaré desde el final de la II Guerra Mundial y muy resumido, ya que este tema se remonta muchísimos años atrás y se podrían escribir libros y libros, de hecho hay muchos al respecto.

Pues bien, tras la contienda mundial, China comenzó a gobernar Taiwán gracias al beneplácito de EE.UU y de Reino Unido. Pero todavía seguía vigente la guerra civil china (que comenzó en 1927) y el Gobierno de Chiang Kai-shek resultó vencido por el ejército de Mao Zedong. Debodo a esta derrota, Chiang y su Gobierno se escondieron en la isla de Taiwán en 1949, y proclamó la República de China en ducha isla.

Posteriormente, el hijo de Chiang empezó a permitir un proceso de democratización en la isla.

En la década de los años 80 China y Taiwán empezaron a tejer una serie de nexos y China acuño la fórmula «un país, dos sistemas», según la Taiwán tendría un poco de autonomía a cambio de aceptar la reunificación con China (decir que esta fórmula se aplicó en Hong Kong para demostrar a Taiwán en qué consistía). Pero Taiwán no aceptó el ofrecimiento.

En el año 2000 surgió un nuevo enfrentamiento, ya que el nuevo presidente de Taiwán apoyaba de manera pública la independencia y eso encendió todas las alarmas en China. Pero como este presidente de de Taiwán volvió cuatro años después a ganar las elecciones, China decidió curarse en salud y sacó adelante la ley anti-secesión en 2005 mediante la cual China tiene derecho a utilizar la fuerza no pacífica para evitar que Taiw´n se independizase.

El papel de Estados Unidos en el conflicto de China y Taiwán

En el año 1979 el presidente Jimmy Carter se dirigió l país y anunció un viraje total en la política exterior con el gigante asiático y después de 30 años sin relaciones, EE.UU reconocía oficialmente a China, abría relaciones diplomáticas y rompía con Taiwán afirmando que reconoce al Gobierno de la República Popular China como el único Gobierno legal del país.

China se comprometió con Estados Unidos a no invadir Taiwán militarmente para buscar la reunificación a cambio de 3 cosas:

  • La ruptura de relaciones con Taiwán.
  • La retirada militar de la isla.
  • El cumplimiento del Tratado de Defensa Mutua con China.

El principio de “una sola China» se basa en que solo existe un gobierno legítimo que es el de Pekín. Toda la política exterior china gira en torno a este principio, ya que el país no mantiene relaciones de ningún tipo con aquellos otros países que defiendan la existencia de dos estados o que tengan relaciones diplomáticas con Taiwán (en estos momentos hay 180 países que respetan este principio y 15 que tienen relaciones diplomáticas con la isla.

Pero las tensiones se han agudizado porque Estados Unidos está apoyando a Taiwán y violando el principio de «una sola China», además de estar vendiendo armas a la isla desde hace años y Biden dijo hace poco que «las relaciones con Taiwán son sólidas como una roca» (previamente en 2018, Donald Trump firmó una ley que permite a funcionarios estadounidenses viajar a Taiwán para estrechar relaciones).

Todo esto ha originado que Pekín reaccione:

– Frente a Taiwán diciéndole que no “juegue con fuego porque la guerra puede desencadenarse en cualquier momento».

– Frente a Estados Unidos diciendo que es «una grave interferencia en sus asuntos internos que socavan la soberanía de China y sus intereses de seguridad».

Y sí, Estados Unidos es plenamente consciente del riesgo que ello supone, es más, el Pentágono ya ha avisado de que una invasión de China a Taiwán «está más cerca de lo que la mayoría pueda pensar».

¿Aprovechará China lo de Rusia con Ucrania para ir a por Taiwán?

El portavoz del Ejército Popular de Liberación de China ha dicho hace unos días: «nunca toleraremos actos separatistas de Taiwán ni la injerencia de fuerzas extranjeras. Cuanto más se metan Estados Unidos y Japón más duras serán nuestras acciones para proteger nuestra soberanía e integridad territorial. Las maniobras militares en la zona no están en absoluto dirigidas a los compatriotas de Taiwán sino a las «actividades separatistas».

¿Le suena de algo? Putin justificó su invasión a Ucrania aduciendo que el pueblo ucraniano tenía que ser ayudado, salvado y liberado de las fuerzas opresoras nazis del gobierno. Pues China lo mismo, dice que sólo buscan ayudar a la población y que el objetivo es el gobierno separatista.

Claro, hay un problema añadido. China ha observado minuciosamente el papel y la reacción de Estados Unidos en el tema de Ucrania y ha visto que no ha hecho nada militarmente. Ahora saben que si van a por Taiwán Estados Unidos tampoco hará nada, en todo caso sanciones para las cuales China está mucho mejor preparada que Rusia.

Pero una cosa sí está clara, el conflicto de China con Taiwán poco tiene que ver con el de Rusia con Ucrania. Además, Taiwán sí que es importante para Estados Unidos, a diferencia de Ucrania, puesto que allí se desarrollaría el pulso con Pekín por el control de Asia. Y no menos importante, Estados Unidos está centrada más en sus objetivos en Asia que en Europa y considera a China un enemigo menos peligroso que Rusia.

Esas son las cartas, ahora habrá que ver cómo las utiliza cada una de las partes.

Suscríbase al blog para poder recibir cómodamente en su correo los artículos que escribo