La teoría del cisne negro en los mercados

Vamos a ver qué es la teoría del cisne negro y su repercusión en los mercados financieros, porque realmente el impacto es fuerte.

Antes de empezar, aprovecho para recordar que en prismabursatil.com cada semana vemos mercados interesantes para invertir, por qué y cómo se podría aprovechar. Además, podrá ver todos los cursos de trading (en vídeos), de manera sencilla para que el tiempo no sea un problema.

Estamos acostumbrados a que los mercados financieros tienden a moverse y evolucionar (tanto al alza como a la baja) de manera «normal», es decir, subiendo o cayendo un determinado tramo o porcentaje que a la larga viene a ser parejo y en consonancia con el pasado histórico.

También sabemos que cuando surgen hechos con una gravedad e importancia elevada, la reacción de los mercados más expuestos (de manera directa o indirecta) va en proporción y sufren mayores desplomes cuya virulencia y duración dependerá de ciertos factores, entre otros, la esencia misma del suceso acontecido. Desplomes que inherentemente van acompañados de su correspondiente incremento de volatilidad.

Y la historia también nos ha enseñado que entre esos sucesos tenemos, por ejemplo, las decisiones que adoptan los respectivos bancos centrales (por ejemplo con los tipos de interés), los rescates de compañías con un peso importante y significativo en la sociedad, los malos resultados trimestrales o anuales de las empresas, las decepciones de los números de las compañías, cifras macro que salen mucho peor de lo esperado, decisiones políticas de fuerte calado e incidencia, etc.

Qué es un cisne negro

Pues bien, hay otro tipos de sucesos que presentan una serie de características propias y muy bien definida que hace que se les conozca como cisnes negros.

Un cisne negro es un fenómenos o un suceso que es muy poco previsible y esperable que aconteciera, pero eso no significa en absoluto que sea imposible que se produzca, simplemente que había pocas opciones o posibilidades de que apareciese e hiciese acto de presencia.

Por tanto, un cisne negro presenta tres características muy claras:

– Se trata de un suceso muy poco previsible.

– Las consecuencias que origina son intensas y considerables.

– Tras producirse siempre se puede razonar y motivar la razón de su aparición (ya sabe ese dicho de que a toro pasado todos somos manolete).

Le pongo algunos ejemplos clásicos de cisnes negros: el Brexit (separación de Reino Unido de la Unión Europea), graves crisis económicas como los cracks del 29 y el 87, guerras, y más recientemente la propia pandemia del Covid 19.

La teoría del cisne negro en los mercados

Fue el economista Nicholas Taleb quién sacó a la luz la teoría del cisne negro hace 14 años explicando de manera mucho más amplia y técnica lo expuesto anteriormente, que se trata de fenómenos nada predecibles, de graves, con consecuencias negativas importantes y que a posteriori se puede argumentar de manera racional por qué ha sucedido.

El propio Nicholas Taleb siempre ha criticado que para intentar poder aventurar lo que sucederá en el futuro se realicen estudios y modelos que básicamente están inspirados en lo que sucedió en el pasado, de ahí que su utilidad, al menos a nivel práctico y real, esté bastante en entredicho a tenor de lo visto hasta ahora, puesto que nunca han logrado adelantarse a lo que está por llegar.

Qué es el índice Black Skew dentro de la teoría del cisne negro

El índice Black Skew se basa en las opciones del S&P500 y está catalogado como una especie de índice que calibra el estado de los inversores, más concretamente sus sentimientos respecto al mercado.

El índice Skew oscila entre su base que es 100 y de ahí hacia arriba. La idea es que cuanto más suba este índice y marque mayores valores, mayor será la probabilidad de que el mercado, concretamente el S&P500, asista a una caída. ¿Por qué? Pues porque si está subiendo y se encuentra en niveles elevados, estará reflejando que los inversores fuertes, lo que mandan, están comprando opciones put (out of the money) para buscar una protección de sus inversiones ante el riesgo de que suceda algo que haga desplomarse a la Bolsa.

Lo ideal es que el índice Skew esté en 100 puntos, ya que ello supone que los inversores no esperan ni temen ningún acontecimiento especial y saben que el único riesgo que presenta el mercado es el habitual a invertir en renta variable. Su rango habitual en tiempos de calma se sitúa precisamente en 100-120 puntos y a medida que suba el índice Skew ese riesgo de un fenómeno especial se incrementa, aunque no significa por ley que al final se produzca.

Advertir que aunque el índice Skew esté en cotas muy altas, el hecho de que el S&P500 tenga que caer no se refiere a que tenga que hacerlo justo en ese momento, siempre lleva un ligero retraso de días o semanas.

¿Mi opinión acerca del índice Skew?

 

Nunca me ha parecido realmente un índice demasiado útil para los inversores, de hecho «falla» bastante. Por ejemplo, el presente año 2021. En este ejercicio el S&P500 lleva en estos momentos una subida del +20% y un drawdown menos del -5%. Es decir, el índice lleva una fuerte tendencia alcista y de hecho en este ejercicio ya ha marcado 54 nuevos máximos históricos.

Pues bien, aun así, mira el gráfico del índice este año, verá que desde finales de mayo se encuentra en niveles muy elevados, es más durante cuatro meses consecutivos se ha movido por encima de los 150 puntos, hecho que debería de haber puesto en aviso a los inversores para vender ante el riesgo de que algo iba a suceder y por tanto desplomarse la Bolsa.

Pero todo lo contrario, el S&P500 siguió subiendo.

Ya conoce la teoría del cisne negro en los mercados, qué es un cisne negro y el índice Skew. Como siempre, no olvide tener una buena gestión del riesgo y saber cómo calcular y colocar los stops loss, elementos imprescindibles para poder tener éxito en el trading.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.

Prisma Bursátil

por Ismael de la Cruz

¿Le gustaría dominar el mundo del trading e inversión?

Con Prisma Bursáitl podrá hacerlo. Suscríbase por 20€ 10€ al mes y obtenga acceso a: cursos, formación, ideas operativas, análisis de mercados y máster class de las novedades financieras.

Suscribirme por 10€/mes
¿Por qué debo suscribirme?