La ventaja de los índices total return con dividendos

Muchos no conocerán este tema, por eso veremos la ventaja de los índices total return con dividendos, qué son y cuáles son así.

Tipos de índices bursátiles según dividendos

Podemos destacar tres tipos de índices bursátiles atendiendo al tema de los dividendos:

– Índice sin dividendos (Price Return): no tiene en cuenta los dividendos, sino el movimiento al alza o a la baja de los precios. Como ejemplo tenemos el S&P500, el Ibex español, el Eurostoxx, el Cac francés

– Índice con dividendos (Total Return): sí tiene en cuenta los dividendos y tiene en consideración la reinversión de dividendos. Como ejemplo tenemos el Dax alemán.

– Índice con dividendos netos (Net Return): atiende a la reinversión de dividendos pero esa reinversión se realiza tras la deducción de la retención de impuestos. Un ejemplo sería el Ibex 35 net return.

Qué son los índices total return con dividendos

Junto a los índices tradicionales, tenemos los índices total return que reflejan una imagen más real del mercado, entre otras razones porque reflejan también la reinversión de los dividendos que reparten entre sus accionistas las compañías que componen esos índices.

Debido a la reinversión de los dividendos, un índice total return cotiza más alto que un índice clásico, y aquí entra en juego la magia del interés compuesto.

En Europa, por ejemplo, tenemos el Ibex 35 y el Eurostoxx, y ambos tienen sus correspondientes índices total return. Por su parte el Dax alemán es el único índice bursátil que incorpora los dividendos y las ampliaciones.

La ventaja de los índices total return con dividendos

En realidad la principal ventaja es la imagen real. Es decir, cuando una compañía reparte dividendos entre sus accionistas, su precio o cotización cae y con ello afecta negativamente al índice bursátil del que forma parte. Es por ello que los índices total return ofrecen una imagen más real y verídica de cuanto sucede en el mercado.

Por tanto, un índice clásico descuenta el reparto de dividendos restando del valor de la cotización la cantidad (bruta) que las compañías reparten. Por eso, cuando una compañía reparte dividendos, dichos dividendos se restan de su cotización, por lo que el índice en cuestión refleja un valor más reducido debido a la resta en la cotización.

Veamos un ejemplo real con el índice S&P500. Vayamos de 1 de diciembre de 2015 al  9 de noviembre de 2020. El índice sin dividendos subió un +73,70%. El S&P500 con dividendos en ese mismo periodo subió un +91,40%, lo que significa un +17,7% más que el índice sin dividendos.

También hay que tener en cuenta que para los fondos de inversión es un tema importante, ya que éstos utilizan un Benchmarck o índice de referencia para poder comparar la evolución del fondo con la de un mercado y ver si el gestor lo está haciendo bien o mal. Y claro, es mejor hacerlo con un índice total return, ya que en caso contrario siempre batirá al índice en cuestión.

El Ibex 35 total return 

Los índices total return reinvierten los dividendos que las compañías de ese índice reparten, motivo por el cual un índice total return cotiza más elevado que un índice normal. Por ejemplo, el Ibex 35 total return cotiza más alto que el Ibex 35 de toda la vida. Y si por ejemplo la rentabilidad por dividendo del Ibex 35 fuese del 4%, significa que al terminar el año, la diferencia entre el rendimiento del Ibex 35 y el Ibex 35 total return debería de ser del 4%

En el siguiente gráfico podemos ver la comparativa de rentabilidad del Ibex 35 y el Ibex 35 total return. El primero se creó en 1987 y el segundo en 1992.

La ventaja de los índices total return con dividendos

En lo que llevamos de 2021 sube un +15,30% y ha logrado de nuevo superar los 28.000 puntos, teniendo a tiro su máximo histórico de 29.439 puntos del pasado 19 de febrero de 2020.

En este gráfico se puede apreciar muy bien su evolución en los últimos años.

La ventaja de los índices total return con dividendos

El Dax total return

El Dax alemán es el único índice de entre los importantes a nivel internacional que en realidad es total return y precisamente por ello cotiza más alto que el resto de índices clásicos como el Ibex 35 y el Eurostoxx.

Tal vez no es necesario recalcarlo, pero por si acaso lo haré: no tiene mucho sentido comprar un índice normal con un índice total return, ya que es como comparar manzanas con peras, ambas son frutas, pero pocas más similitudes tienen en común. Pues en este caso sucede exactamente lo mismo, no se puede, por ejemplo, comparar para analizar el Ibex 35 con el Dax alemán, o el Eurostoxx con el Dax. Para ello hay que ser sensatos y entonces comparar el Ibex 35 total return con el Dax, etc.

Qué es mejor utilizar, índice total return o índice clásico

Partimos de la base que un índice total return refleja con mayor exactitud y veracidad cuanto acontece. Todo depende de varios factores:

1) Un gestor de fondos de inversión deberá de utilizar un índice total return.

2) Un inversor que opere a corto plazo puede utilizar perfectamente un índice clásico.

3) Un inversor con un horizonte a medio o largo plazo es preferible que utilice un índice total return.

Pues bien, ya conoce la ventaja de los índices total return con dividendos. Es algo que no va a cambiar la vida de los inversores pero que en cambio sí es interesante que se conozca.

Antes de terminar, aprovecho para recordar que hoy en prismabursatil.com hablamos de:

  • La debilidad bajista de Siemens Gamesa
  • Cisco sigue fuerte y sólo actuaríamos en un caso concreto
  • EE.UU empieza a actuar para controlar el precio del petróleo

Cada semana vemos mercados interesantes para invertir, por qué y cómo se podría aprovechar. Además, podrá ver todos los cursos de trading (en vídeos), de manera sencilla para que el tiempo no sea un problema.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.

Prisma Bursátil

por Ismael de la Cruz

¿Le gustaría dominar el mundo del trading e inversión?

Con Prisma Bursáitl podrá hacerlo. Suscríbase por 20€ 10€ al mes y obtenga acceso a: cursos, formación, ideas operativas, análisis de mercados y máster class de las novedades financieras.

Suscribirme por 10€/mes
¿Por qué debo suscribirme?