Los seres humanos estamos interconectados, nos unen nexos o lazos de manera directa o indirecta, una veces lo sabemos y otras no. En el mundo del trading sucede lo mismo.

Pero el ser humano tiende a ser extremista, ve las cosas muy fáciles o las ve imposibles, el término medio no suele ser lo habitual.

Es por ello que he querido contar mi historia, cómo comencé en el mundo del trading y las inversiones en Bolsa, para decirle que con trabajo, paciencia, disciplina y perseverancia se alcanza cualquier cosa que nos propongamos en la vida.

Si quiere conocer mi historia y cómo comencé puede pinchar aquí

Un abrazo

Ismael De La Cruz