Veremos si le merece la pena a los inversores invertir en estos mercados y las pautas estacionales en las materias primas, qué mueve el precio y qué meses sube o baja el precio de cada una de ellas.

Las materias primas son estacionales y su cotización varía en función de la demanda, de las condiciones climatológicas y de las previsiones de oferta y demanda.

Hace meses requirieron mi opinión acerca de estas cuestiones, yo respondí gustosamente y se publicó. No tengo el enlace del lugar donde se publicó, pero sí lo que expliqué. A continuación, les reproduzco aquello y lo completaré más aún si cabe.

– ¿Merece la pena invertir en los mercados de materias primas y de commodities? En mi opinión, salvo que se tenga un nivel profesional y se tenga acceso a una serie de información muy técnica y especializada, es un riesgo muy elevado. No obstante, distinguiría entre metales, energías y materias agrícolas.

En metales sí se puede invertir, sobre todo recomendaría el oro y la plata. Para un nivel más profesional se podría añadir el cobre, níquel, aluminio, platino y paladio.

Dentro de las energías, con el petróleo sería más que suficiente.

Respecto a las materias agrícolas, es difícil que el inversor que no sea profesional pueda controlar, analizar y conocer el clima (temperatura, previsión de lluvias) y este hecho es clave en la mayoría de estos mercados, puesto que una falta o un exceso de lluvia o de temperatura puede hacer que la cosecha sea un éxito o una ruina, y por lo tanto incidir decisivamente en el precio de cotización de estos mercados. Por tanto, salvo que sean ustedes profesionales, olviden estos mercados.

– Veamos algunas interesantes pautas estacionales en las materias primas de cara a invertir en ellas:

* El precio del café depende mucho de la evolución de la cosecha de Brasil, que es uno de los principales productores a nivel mundial.

* Cuando se opera en el azúcar, es fundamental vigilar lo que sucede en Brasil, ya que es el mayor productor y exportador de azúcar. En este mercado influye el clima en los países productores (por ejemplo, fuertes lluvias en tiempo de cosecha arruinan la producción, con lo que el precio sube). Así pues, suele moverse al alza entre septiembre y diciembre y baja a partir de diciembre). En periodos de crisis económica el precio baja. Conviene recordar que existe proteccionismo y barreras a la importación del azúcar, especialmente en los países productores.

* En el caso del zumo de naranja, gran parte de la producción a nivel mundial se concentra en América, concretamente en Florida y en Brasil. Como ya saben, dos lugares donde es frecuente ver huracanes y condiciones meteorológicas adversas. Generalmente es la segunda mitad del año cuando se produce una mayor volatilidad y movimiento en el precio de la naranja. La idea a tener en cuenta es que si las condiciones meteorológicas son negativas, la producción de naranja se resiente y por tanto el precio del zumo de naranja baja. En cambio, si es al revés, el precio sube. Generalmente es la segunda mitad del año cuando se produce una mayor volatilidad y movimiento en éste mercado.

* Cerdo: desde finales de febrero el precio de los cerdos aumenta ya que tardan en crecer 6 meses y para venderlos han de llegar a los 112 kilos de peso, por lo que esos meses las existencias decrecen ya que los inversores lo adquieren por adelantado en el mes de mayo. El precio tiende a alcanza su máximo anual entre mayo y julio.

* En cuanto al cacao, los factores que influyen en la cotización son el tipo de cambio entre la moneda local de los países productores y el dólar, las condiciones macroeconómicas a nivel mundial, la situación política de los países productores, el clima y las plagas. Tradicionalmente, el cacao suele marcar máximos unos meses antes de empezar el invierno en Europa y a partir de febrero suele bajar, ya que su consumo disminuye.

* Del maíz hay que saber que si faltasen semillas podría hundir las plantaciones de Estados Unidos, que es el primer productor del mundo. Así pues, una disminución de las semillas de maíz dispararía los precios al alza. Se planta en abril-mayo y se recoge en Septiembre. La temporada de la siembra empieza a finales de la primavera y es el periodo en que los precios están más baratos. Los precios alcanzan su máximo en julio. Tras la cosecha vuelve a subir pero en febrero cae.

* El precio de la soja empieza a subir en febrero, hasta alcanzar su máximo anual en Junio, siempre que el año haya sido seco. Durante los meses del verano el precio cae siempre que no existan importantes problemas climatológicos.

* Para los que invierten en petróleo, está bien conocer las diferencias entre las dos variantes:

a) West Texas: es el petróleo negociado en Estados Unidos. Es un promedio, en cuanto a calidad, del petróleo producido en los campos occidentales del estado de Texas (USA). Se emplea como precio de referencia para fijar el precio de otros petróleos crudos producidos en medio oriente o el mar del Norte (Petróleo Brent).

b) Brent: es el petróleo negociado en Europa y se extrae del Mar del Norte. El crudo Brent es un petróleo ligero, aunque no tanto como el West Texas. Contiene sulfuro, siendo un petróleo dulce, aunque tampoco es tan dulce como el Texas.

En prismabursatil.com «el netflix financiero», estoy subiendo muchos cursos en vídeos para aprender a invertir en Bolsa y hacer trading. Todo ello empezando desde cero, de manera sencilla y amena mediante vídeos cortitos para que el tiempo no sea un problema para usted y pueda aprender a su ritmo, dónde y cuándo quiera.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.

Prisma Bursátil

por Ismael de la Cruz

¿Le gustaría dominar el mundo del trading e inversión?

Con Prisma Bursáitl podrá hacerlo. Suscríbase por 20€ 10€ al mes y obtenga acceso a: cursos, formación, ideas operativas, análisis de mercados y máster class de las novedades financieras.

Suscribirme por 10€/mes
¿Por qué debo suscribirme?