Pautas históricas importantes a favor de los mercados

Vamos a ver unas pautas históricas importantes a favor de los mercados que siempre han funcionado muy bien en general y que conviene conocer.

Soy consciente que un año como el que llevamos de 2021 en el que las Bolsas no hacen otra cosa que subir y subir, muchas personas pueden pensar, de manera peligrosa y errónea, que el trading e invertir en los mercados es sencillo. No lo es, y años como éste no suelen ser la regla general. Hay 7 pasos clave para poder vivir del trading y hay que ir paso a paso y sin garantía de éxito para todo el mundo. Ya conté en su momento cómo empezar en el trading y cuál fue mi caso personal, por si servía de ejemplo.

Catalizadores negativos para las Bolsas

El tema de la variante Delta del coronavirus ya está descontado por los mercados, la cuestión del tapering de la Reserva Federal ya no es ninguna sorpresa tras saberse que se llevará a cabo este mismo año de manera lenta y gradual. Por tanto, dos elementos son los que planean sobre los mercados:

PER de Shiller (CAPE): lo que hace esta ratio es relacionar el precio de una acción o de un índice bursátil con sus beneficios totales, con la idea de averiguar si está infravalorada o bien sobrevalorado. Para ello toma en cuenta la media de los beneficios de 10 años.

Es parecido al ratio PER que es el precio de una acción dividido entre sus beneficios en un sólo año. Claro, siempre se le echó en cara al PER que mirar únicamente un año de beneficios es insuficiente y que no muestra la realidad, por ello se creó el PER de Shiller que se basa en la media de 10 años de beneficios ajustados por inflación.

Pues bien, el PER de Shiller se encuentra por encima de la zona de 39 y esto no sucedía desde hace 21 años. Nos está indicando que el mercado se encuentra en niveles de sobrecompra y ello implicaría posibilidad de que caiga con cierta intensidad.

Tranquilo, es solo un ratio, además lleva en niveles elevados mucho tiempo y los mercados siguen subiendo y marcando nuevos máximos históricos.

El índice S&P500 no sólo sigue subiendo de récord en récord sino que además presenta un PER que ya supera la zona de 22. Si cogemos los últimos 81 años vemos que un S&P500 con un PER de 22 o más implica que el rendimiento del índice en el ejercicio posterior es negativo.

Bien, también es otro dato, nada más. Y por si fuera poco, nada alarmante, ya que hablamos de una caída de -0,90%.

Catalizadores a favor de los mercados

– Los inversores minoristas de Estados Unidos, es decir, aquellos que no son institucionales o manos fuertes (bancos, fondos de inversión, hedge funds, etc) poseen más títulos de compañías de lo que cabe recordar (es un dato oficial).

Las recompras de acciones que llevan a cabo las compañías se han incrementado a niveles récord, además del reparto de dividendos, elementos que añaden atractivo a los mercados de cara a los inversores.

– Si se quiere invertir, la Bolsa no tiene todavía competencia. Basta ver el rendimiento del bono USA a 10 años que apenas se encuentra en el 1,32%. Por tanto, poca o ninguna alternativa tienen los inversores y de momento la liquidez no es una opción.

– Los beneficios del segundo trimestre de las compañías fueron realmente buenos y superaron ampliamente las expectativas. Por si fuera poco, se esperan que para el cómputo del ejercicio sigan siendo muy interesantes.

– Hay muchas pautas que históricamente juegan a favor, por ejemplo el hecho de haber marcado máximos históricos el S&P500 en cada uno de los 8 meses que llevamos de año, que en agosto la rentabilidad anual del índice se encuentre en el +20%, que llevemos 53 nuevos récords en lo que va de año, y podríamos seguir con más pautas. Todas éstas indican que a lo largo de la historia el S&P500 ha seguido subiendo el resto de los meses. Sí, rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras, pero mejor tener de cara estas pautas que tenerlas en contra, ¿verdad?

Así las cosas, tenemos que las acciones europeas se dirigen a su mayor racha de ganancias mensuales desde hace 8 años y que Wall Street continúa marcando nuevos máximos históricos. Sí, la tendencia de los mercados es alcista y no va a cambiar en lo que resta de año, otra cosa es que se mantendrá pero con menor fuerza que lo visto en la primera mitad del año.

Pautas históricas importantes a favor de los mercados

Sin entrar a profundizar demasiado para que no se haga tedioso, le comento algunas pautas históricas a favor del S&P500 y algunos hechos:

* El S&P500 ya lleva 53 nuevos máximos históricos en lo que llevamos de año (empatando con los años 2014 y 1961 en los que también se lograron 53 máximos). Ha logrado 328 máximos históricos desde principios del año 2013. De esta manera, ha superado el anterior récord de 327 máximos que era de 1989 al 2000. Ahora el récord de 77 máximos que sucedió en el año 1995 está en el punto de mira, pero antes habrá que superar los 62 máximos de 2017 y los 65 máximos de 1964.

* Claro, el hecho de llevar 53 máximos históricos antes de que finalice el mes de agosto es algo que jamás se había visto, nunca había sucedido.

* Llevamos 12 nuevos máximos históricos en agosto. Es récord de máximos en los meses de agosto y en cualquier mes desde el 14 de enero de 2018. El récord es del 16 en junio de 1955.

* Nos estamos acostumbrando en los últimos años a que en cada ejercicio haya nuevos récords, de hecho llevamos una racha desde el año 2013 al 2021 en los que en esos 9 años ha habido un total de 329 (de momento) y en cada uno de esos 9 años hubo récords. Pero es que desde 1929 al 2021 ha habido 50 años en los que no hubo ni un solo máximos histórico, con lo que es toda una proeza.

* El S&P500 lleva 7 meses consecutivos subiendo. Históricamente, cuando esto ha sucedido, 6 meses después el índice estaba más arriba. Tenemos 14 antecedentes, pues bien, en 13 el S&P500 siguió subiendo con una rentabilidad media de +7,9% y sólo en una ocasión cayó y no fue mucho (en el año 1991 y cayó -3,7%). Pero 12 meses después tampoco está mal con una rentabilidad media de +9,5%, y aquí de las 14 ocasiones subió en 11 de ellas y cayó en 3 (años 1961, 1980 y 1993 con caídas de -10,4%, -4,4% y -1,3% respectivamente).

* Cuando el S&P 500 a finales de un mes de agosto lleva una subida en el año superior al +15% (en este momento lleva más de un +20%), el siguiente año suele hacerlo bien desde el punto de vista histórico. Eso ha sucedido en 14 ocasiones y sólo en 2 de ellas no funcionó esta pauta, eso fue en el año 1986 que terminó agosto con subida en el año de un +19,7% y luego cayó -4,3%, y en el año 1987 que que terminó agosto con subida en el año de un +36,2% y luego cayó -25,1%. Pero salvo esos dos casos, en todos los demás (12) fue muy positivo con subidas, siendo la más pequeña de un +0,5% en 1983, +0,6% en 1989, +3% en 1967, +3,8% en 1975, +5,1% en 1961, +5,3% en 1955, +5,5% en 1991. Las mejores fueron +7,9% en 1997, +9,6% en 1995, +10,4% en 2019, +15,6% en 1958 y +20,6% en 1954.

Bien, ya conoce las pautas históricas importantes a favor de los mercados. Pero pese a ello, como siempre recuerde tener una buena gestión del riesgo y saber cómo calcular y colocar los stops loss, elementos sin los cuales no hay trading ni futuro en el mercado.

Antes permítame recordar que en prismabursatil.com «el netflix financiero», estoy subiendo cursos en vídeos para aprender a invertir en Bolsa y hacer trading. Todo ello empezando desde cero y de manera sencilla mediante vídeos breves para que el tiempo no sea un problema y pueda aprender a su ritmo, dónde y cuándo quiera.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.

Prisma Bursátil

por Ismael de la Cruz

¿Le gustaría dominar el mundo del trading e inversión?

Con Prisma Bursáitl podrá hacerlo. Suscríbase por 20€ 10€ al mes y obtenga acceso a: cursos, formación, ideas operativas, análisis de mercados y máster class de las novedades financieras.

Suscribirme por 10€/mes
¿Por qué debo suscribirme?