Ponga la regla de las 5 horas en su vida

Ponga la regla de las 5 horas en su vida. Le explico en qué consiste, quiénes la utilizan, por qué es tan importante y cómo hacerlo.

Antes de empezar, decirle que en Premium, el Netflix de los mercados financieros, tiene todo lo que necesita para aprender e invertir correctamente en los mercados, tanto en acciones como de divisas, índices, materias primas, bonos, criptomonedas, para intradía, para corto, para medio y para lago plazo.

  • En la sección Vídeos Cursos se van subiendo módulos formativos cada semana
  • En la sección Daily Insights vemos mercados que están interesantes para invertir, por qué y cómo aprovecharlo.

También le presento mi colección de 18 ebooks

Ponga la regla de las 5 horas en su vida

La regla de las 5 horas, que se le atribuye a Benjamin Franklin, se basa, simplemente, en que siempre se puede sacar tiempo destinado a mejorar nuestra formación y por tanto mejorar en nuestra actividad profesional. No hay excusas, si se quiere se puede encontrar el tiempo suficiente.

Benjamin Franklin dedicaba las primeras horas de la mañana al aprendizaje. Leía y escribía, y hasta llegó a crear un club para personas con la misma mentalidad que esperaban mejorarse a sí mismos mientras impulsaban a su comunidad.

El mercado no para de cambiar, por eso es necesario generar aprendizajes constantes para poder avanzar, de ahí que esta regla tenga todo el sentido del mundo. La finalidad de la regla de las 5 horas es destinar cada día laborable de la semana al menos 1 hora para aprender más cosas y lograr una mejor formación que a la larga nos hará mejores en nuestro trabajo y dependiendo nuestro sector y actividad obtener mayores ingresos económicos. Y es que siempre se puede aprender más por muy experto que pueda ser una persona, o aprender cuestiones que no se dominan.

Aunque lo importante no es el cuándo, sino hacerlo, es recomendable que esa hora diaria destinada a nuestra formación se lleve a cabo a primera hora de la mañana. De hecho, los grandes personajes que son devotos de esta regla ( Bill Gates, Elon Musk, Mark Zuckerberg, Warren Buffett) se levantan bastante temprano para leer, todo ello antes de comenzar su ajetreada e intensa jornada laboral. La razón es bien simple: en ese momento tenemos la mente más libre, más despejada y más descansada, de manera que está preparada para absorber toda la información.

Thomas Corley, autor del libro Hábitos ricos: los hábitos de éxito diarios de las personas adineradas, analizó durante cinco años las rutinas de más de 200 millonarios de todo el mundo y comprobó lo siguiente:

  • No ven televisión.
  • El 86% pasar el tiempo leyendo y no solo por diversión.
  • El 63% escuchan audiolibros durante el viaje a la oficina.

Por tanto, un mínimo de 5 horas a la semana de formación de calidad que puede ser a través de cualquier medio (libros, ebooks, vídeos, podcasts).

Fundamental la planificación y tener las ideas claras. Es decir, no se puede empezar con un tema y sin haberlo terminado abrir otro tema. hay que planificar y organizar lo que queremos aprender, en qué queremos formarnos y mejorar y hasta que no terminemos y dominemos la materia, no se pasa a otra diferente.

Por supuesto no se trata simplemente de leer y echar el rato, ha de ser una hora de lo más productiva, en la que además de leer habrá que releer, tomar notas y apuntes, hacer resúmenes y esquemas. Vamos, como si estuviésemos estudiando.

Como es lógico, la constancia, perseverancia y motivación serán elementos cruciales para llevarla a cabo y no abandonar en mitad del camino, puesto que se trata de un proceso a largo plazo.

Suscríbase al blog para recibir cómodamente en su correo los artículos que escribo