La debilidad del mercado en el mes de septiembre no es algo que debiera de sorprender a los inversores, máxime si tenemos en cuenta que suele ser históricamente el peor mes del año. Lo que sí puede sorprender es que la debilidad ha llegado en la primera mitad del mes cuando generalmente suele ser en la segunda mitad. 

Permítame recordarle el newsletter bursátil que se manda cada día por correo electrónico. Créame que es bastante completo e interesante.

Si vemos el comportamiento del S&P500 desde el año 1950, sin duda septiembre es un mes marcado en el calendario de los inversores, el peor del año en cuanto a rentabilidad y en lo referente a las veces que ha sido positivo. La caída media es de -0,43% y sólo el 45% de las veces ha cerrado en verde.

Hay septiembres grabados en la retina de los inversores: el ataque a las Torres Gemelas el 11 de septiembre (caída de -8,15%), septiembre de 2002 (caída de -11%), septiembre de 2008 con el tema de la quiebra de Lehman Brothers (caída de -9%), septiembre de 2011  con el tema del techo de deuda (caída de -7,15%).

Y sí, no es lo mismo la primera quincena de septiembre que la segunda. Desde 1950 la primera mitad del año es mejor que la segunda, básicamente porque tras las vacaciones los gestores institucionales tiene a reajustar sus carteras.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.