Qué es el interés compuesto en finanzas

Vamos a ver qué es el interés compuesto en finanzas, la magia que multiplica el dinero, y veremos ejemplos prácticos para llevarlo a cabo.

Antes de empezar, decirle que en Premium, el Netflix de los mercados financieros, tiene todo lo que necesita para aprender e invertir correctamente en los mercados, tanto en acciones como de divisas, índices, materias primas, bonos, criptomonedas, para intradía, para corto, para medio y para lago plazo.

  • En la sección Vídeos Cursos se van subiendo módulos formativos cada semana
  • En la sección Daily Insights vemos mercados que están interesantes para invertir, por qué y cómo aprovecharlo.

También le presento mi colección de 18 ebooks

Qué es el interés compuesto en finanzas

De cara a cómo ahorrar de manera fácil y sencilla, sin duda alguna la magia del interés compuesto juega un papel crucial y está a nuestro favor. No en vano hay una anécdota cuando una persona le preguntó a Albert Einstein acerca de cuál era, en su opinión, la fuerza más poderosa del universo, y él respondió: “el interés compuesto”.

El interés compuesto es la acumulación de intereses al capital, de modo que el capital se hace más grande y a su vez genera más intereses. Si repetimos la operación de nuevo una y otra vez, vamos capitalizando los intereses. Con el paso del tiempo el capital crece de una forma asombrosa.

Así pues, los intereses obtenido se van agregando al montante con el que comenzamos y a su vez va generando nuevos intereses, de manera que se puede decir que tiene un efecto multiplicador porque los intereses originan nuevos intereses y así sucesivamente.

Ejemplos de interés compuesto en finanzas

Imagine que en una inversión de 10.000 euros usted gana 500 euros. Pues esos 500 euros no los saca de la inversión, sino que ahora su inversión seguirá pero no con 10.000 euros sino con 10.500 euros, y claro, si usted gana un 10%, es evidente que gana más dinero si hablamos del 10% de 10.500 euros que del 10% de 10.000 euros.

En la siguiente tabla puede ver todo esto del interés compuesto con un ejemplo de inversión de 10.000 euros con un interés del 10% anual. Pues bien, 20 años después, esos 10.000 euros se habrían convertido casi en 70.000 euros. De ahí la gran importancia de comenzar cuanto antes a ahorrar, ya que el tiempo va a nuestro favor, a más años más rentabilidad y más dinero.

Cómo ahorrar de manera fácil y sencilla

Ahora otro ejemplo más simple: supongamos que dispone de 100 euros a un interés anual del 10% anual. Una vez transcurra el primer año, habrá ganado vía intereses 10 euros, con lo que ahora el capital de inversión ya no son los 100 euros iniciales, sino 110 euros. Cuando pase el segundo año, habrá ganado vía intereses 11 euros y ya dispondrá del dinero inicial (100 euros) + los intereses del primer año (10 euros) + los intereses del segundo año (11 euros), en total 121 euros. Y este proceso continúa así en los sucesivos años, pero el poder multiplicador del dinero y su magia irá creciendo de manera exponencial, con lo que al final de cada año las ganancias serán mayores porque al reinvertir los intereses logrados ganamos más dinero porque la cantidad invertida es mayor, y evidentemente no es lo mismo el 10% de x que el 10% de una cantidad mayor que x.

Cuál es la fórmula matemática del interés compuesto

La fórmula matemática del interés compuesto es la siguiente:

Cf = C × (1 + i)n​

  • Cf es el capital final.
  • C es el capital inicial.
  • i es el tipo de interés.
  • n es el número de períodos durante los cuales se capitaliza el interés compuesto.

Imaginemos que tenemos 125.000 euros al 10% durante 3 años. Pues el capital que tendríamos tras 3 años sería:

Cf = 125.000 · (1+0,1)^3 = 166.375 euros.

Bien, ya sabe qué es el interés compuesto en finanzas, y que gracias a ello el dinero con el que comienza a invertir va aumentando a medida que se le va sumando los intereses que se van logrando, de manera que al final el montante inicial es sustancialmente mayor que al inicio.

Gracias a la fórmula matemática que acabamos de ver, es muy sencillo calcular qué dinero iremos obteniendo cada año, con lo que incentiva sin lugar a dudas para comenzar a ahorrar, ¿verdad?

Suscríbase al blog para recibir cómodamente en su correo los artículos que escribo