Qué es la curva de rendimiento invertida y cómo reaccionan los mercados

Veremos qué es la curva de rendimiento invertida y cómo reaccionan los mercados, porque es un tema que va a sorprender mucho a más de uno.

Permítame recordarle el newsletter bursátil que se manda cada día por correo electrónico. Créame que es bastante completo e interesante.

Qué es la curva de rendimiento invertida

Se produce una curva de rendimiento invertida cuando el rendimiento de los bonos de corto plazo es mayor que el rendimiento de los bonos de plazo mayor. Lo normal es que sea al contrario y un bono cuanto mayor sea su plazo, por ejemplo a 10 años, ofrezca un mayor rendimiento que un bono de plazo más bajo, por ejemplo a 2 años, ya que cuanto más tiempo más riesgo existe de que suceda algo negativo.

Bien, vamos a desarrollarlo. El Tesoro de Estados Unidos financia las actividades del Gobierno emitiendo deuda, como por ejemplo letras del Tesoro (pueden ser desde 1 mes a 1 año), pagarés (desde 2 años a 10) y bonos a 20 y 30 años.

En condiciones normales, si todo va bien, la curva está inclinada al alza ya que los inversores reclaman un mayor premio por tener bonos de más duración en vez de menor duración, entre otras razones porque a mayor tiempo y duración pueden suceder más cosas negativas, o menor dicho, en 10 años hay más posibilidades de vivir acontecimientos negativos que por ejemplo en 2 años, de ahí que generalmente el rendimiento de un bono a 10 años es mayor que el de un bono de plazo temporal más bajo.

La idea es que se trata de una medida de la confianza de los inversores en la economía. En tiempos normales, exigen tasas de interés más altas a cambio de «amarrar» su dinero por períodos más largos. Cuando se ponen nerviosos, están dispuestos a aceptar tasas más bajas a cambio de la oferta inigualable de bonos de seguridad

Dos apuntes antes de continuar:

1º Importante saber la relación que hay entre los bonos y la Bolsa.

2º  Los rendimientos se mueven de forma inversa a los precios.

Pues bien, hay ocasiones en que la curva de rendimiento de la deuda de un país (recordemos, la diferencia entre los rendimientos de los bonos a largo y corto plazo) se invierte.

Por tanto, una curva de rendimiento invertida se produce cuando el rendimiento de los bonos a corto plazo son mayores que el de los bonos a largo plazo y ello es debido a la pérdida de confianza en el futuro económico.

Recalcar que esto no es todo o nada, es decir, podemos tener una curva de rendimiento levemente invertida y no en su totalidad. Por ejemplo, hace unos días el rendimiento del bono a 20 años se encontraba más alto que el rendimiento del bono a 30 años.

Generalmente hay dos curvas muy seguidas por los inversores. Una es la del diferencial entre los bonos del Tesoro a 10 años y 3 meses, la otra es el diferencial entre los bonos del Tesoro a 10 años y 2 años.

Tipos de curva de rendimiento

Básicamente hay 3 tipos de curva de rendimiento:

– Curva de rendimiento normal: es ascendente y es lo normal. Los rendimientos de los bonos de largo plazo son mayores que los rendimientos de los bonos de corto plazo.

Qué es la curva de rendimiento invertida y cómo reaccionan los mercados

– Curva de rendimiento invertida: es descendente. Los rendimientos de los bonos de corto plazo son mayores que los rendimientos de los bonos de largo plazo.

Qué es la curva de rendimiento invertida y cómo reaccionan los mercados

– Curva de rendimiento plana: los rendimientos de los bonos de corto plazo y de largo plazo son iguales o muy parecidos.

Qué es la curva de rendimiento invertida y cómo reaccionan los mercados

Qué significa una curva de rendimiento invertida

Desde luego no es un buen síntoma, ya que suele ser un indicador adelantado de la llegada de una recesión económica (decrece de la actividad económica durante un periodo de tiempo, se considera que existe recesión cuando la tasa de variación del PIB es negativa durante dos trimestres consecutivos).

Y sí, es un buen indicador de alerta de recesiones, no en vano acertó de pleno con las últimas 7 recesiones en Estados Unidos, desde diciembre del año 1969. El problema es que el tiempo que transcurre entre el aplanamiento de la curva de rendimiento y la llegada de la recesión económica es de 1-2 años.

1) En el caso de la curva de tipos de los bonos de 10 y 2 años, avisó con suficiente margen de tiempo de las últimas 5 recesiones en EE.UU El tiempo medio que pasó entre el primer momento de la inversión de la curva y el comienzo de la recesión fue de 21 meses (el menor tiempo fueron 11 meses con la recesión de 1981 y 34 meses con la de 2001).

2) En lo referente a la curva de tipos de los bonos a 10 años y 3 meses, el tiempo medio es de 19 meses desde la primera señal hasta la llegada de la recesión.

3) En las últimas 5 recesiones, la curva de tipos de bonos a 10 y 2 años se invirtió antes que la de 10 años y 3 meses, por lo que se podría decir que el mejor indicador de los dos sería la curva de tipos de los bonos a 10 años y 2 años, ya que siempre fue capaz de detectar la recesión con mayor prontitud.

Por tanto, cuando se da este tipo de brecha entre el rendimiento de bonos a corto plazo con los de largo plazo asistimos al aplanamiento de la curva de rendimientos (una gráfica donde aparecen representados sus rendimientos) y ello es un mal preludio sobre la actividad económica.

Por qué se está invirtiendo la curva de rendimiento

Hay que advertir que no significa necesariamente que nos dirijamos a una recesión económico, ya que una desaceleración económica entraría también dentro de lo que nos estaría avisando una curva de rendimiento invertida.

En el caso actual, en noviembre de 2021, se debe a la Reserva Federal de Estados podría éste miércoles 3 de noviembre anunciar el tapering (reducción progresiva de los estímulos, en este caso del volumen de compra de bonos por cuantía de 120.000 millones de dólares mensuales).

Y claro, uno de los temores de los inversores es que el incremento de la inflación lleve a la Fed tener que implementar un tapering más agresivo de lo inicialmente previsto y a subir tipos de interés.

Es por ello que ese temor de que la subida de los tipos de interés pudiera estar más cerca de lo previsto es lo que está haciendo incrementarse los rendimientos de los bonos corto plazo últimamente.

De momento, la Fed dejó claro que antes del 2022 no habría subidas de tasas de interés y que podrían subir del actual 0-0,25% al 1% para la recta final del 2023.

De todas maneras esto del aplanamiento de la curva de rendimiento no es algo que esté sucediendo únicamente en Estados Unidos, hay otros países donde también se observa algo similar, tales como Canadá, Alemania y Australia.

Cómo reaccionan los mercados y la Bolsa con una curva de rendimiento invertida

Aquí llega lo que seguramente sea una sorpresa para muchos inversores. Una curva de rendimiento invertida o curva aplanada no impidió al S&P500 continuar subiendo siempre, menos en una ocasión, en el año 1973.

Históricamente hablando el índice continuó su tendencia alcista durante los 11 meses posteriores subiendo de media un +8% en ese periodo.

Qué es la curva de rendimiento invertida y cómo reaccionan los mercados

Gráfico: Robeco

La línea azul es la curva de rendimiento y las líneas de puntos rojos son los picos del S&P 500 antes de la recesión.

Como verá este tipo de fenómeno presenta 2 cuestiones a no olvidar:

  • Desde que avisa de la llegada de una recesión hasta que ésta se confirma oficialmente suelen pasar 1-2 años.
  • No impide que la Bolsa siga subiendo los 11 meses siguientes una media de +8%.

Pues eso es todo lo referente a qué es la curva de rendimiento invertida y cómo reaccionan los mercados. interesante, ¿verdad?

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.