Junto con el Macd, las medias móviles son una de las mejores herramienta que podemos utilizar a la hora de operar en los mercados bursátiles y hacer trading.

Veremos qué medias móviles usar y cómo, pero antes de empezar permítanme recordar que en prismabursatil.com «el netflix financiero», en septiembre (2021) subo un curso completo de cómo operar con medias móviles y explicando en profundidad y con ejemplos prácticos varias estrategias interesantes. Todo ello de manera sencilla y amena mediante vídeos cortitos para que el tiempo no sea un problema para nadie y puedan aprender a su ritmo, dónde y cuándo quieran.

¿Qué es una media móvil?

Pues sencillamente la media del precio en un periodo concreto y de un activo o mercado en concreto. Se trata de una media aritmética en la que se tiene en cuenta la suma de los últimos precios y se divide entre el período escogido. Por tanto, muestra el valor medio del precio de un mercado durante un determinado período de tiempo y en función del cambio del precio, su valor medio va aumentando o disminuyendo.

Si por ejemplo cogemos una media móvil de periodo 200 (es decir, 200 sesiones) tenemos la media aritmética del precio durante las anteriores 200 sesiones y lo que se hace es que se suman los 200 precios de cierre y posteriormente los dividimos entre 200.

Para calcular una media móvil lo idóneo es utilizar los precios de cierre, aunque algunos prefieren utilizar los máximos y mínimos del día.

¿Cómo se interpreta una media móvil?

Si el precio del mercado está por encima de la media móvil significa tendencia alcista, si está por debajo significa tendencia bajista.

Es un grave error pretender utilizar una media móvil para anticiparse a lo que hará el mercado, ya que no es ésta su función, su labor es seguir tendencias que ya se han iniciado previamente, advertir de que existe una tendencia en marcha y que sigue vigente aún. Precisamente por ser un indicador seguidor de tendencia, cuando en el mercado precisamente no hay tendencia (porque se encuentra en un rango plano y lateral), la media móvil fallará y no será de gran ayuda.

¿Cuantos tipos de medias móviles existen?

Las medias móviles son uno de los indicadores más utilizados en el análisis técnico. Hay tres tipos: simples, ponderadas y exponenciales. En mi opinión, las más interesantes son las exponenciales, porque las otras dos o son demasiado rápidas o son demasiado lentas, de manera que en el medio está la virtud, por tanto.

– La media móvil simple se obtiene con el promedio simple de los precios de los N períodos anteriores, es decir, sumando los precios de N períodos y dividiendo esa suma por N.

Son más lentas que las ponderadas y las exponenciales. Tiene a favor que evita más señales falsas pero por otra parte detecta una tendencia después que el resto de medias móviles.

– La media móvil exponencial, a diferencia de la media móvil simple, otorga más importancia a los datos más recientes, de manera que los inversores pueden identificar los cambios de tendencia más rápidamente que con la media móvil simple.

En mi opinión es la mejor media móvil, ya que ni es la más lenta (como la simple) ni la más rápida (como la ponderada), siendo algo intermedio y ya saben que la virtud está en el medio.

– La media móvil ponderada  asigna mayor peso a los datos más recientes y menos a los datos pasados.

Son más rápidas que las simples y las exponenciales. Tiene a favor que detecta una tendencia antes que el resto de medias, pero a cambio se asume un mayor riesgo puesto que cualquier intento de movimiento (en contra) no sólo nos sacará del mercado, sino que también tendremos muchas señales falsas si no hay una tendencia muy fuerte y clara.

En el siguiente gráfico tienen tres medias móviles de 100 periodos cada una de ellas. La de color verde es la media simple, la de color azul es la media ponderada y la de color rojo es la media exponencial.

Gráfico comparando los tres tipos de medias móviles

 

Como pueden ver, es la media ponderada (azul) la que siempre va siguiendo al precio más cerca, la media simple (verde) es la media más alejada del precio, y la media exponencial (roja) es la intermedia, ni la más cercana ni la más alejada, ni la más lenta pero tampoco la más rápida.

Hay más tipos de medias móviles:

– Media triangular: se trata de una media con cierto retraso que siempre va por detrás del precio, otorgando la mayoría del peso a la parte media de los datos. En realidad es muy parecida a la media móvil exponencial y ponderada (en ellas se les asigna mayor peso a los últimos datos, y en la media móvil triangular el mayor peso se asigna a los datos centrales).

– Media Hull: es una media rápida y suave, con lo que permite que sea más estable a la variación de los precios que el resto de medias móviles, y de esta manera adaptarse rápidamente a los cambios de tendencia.

Generalmente irá pegada al precio, adaptándose de manera más rápida a un giro o cambio de tendencia.

Dada sus características, es más apta para quienes trabajen sobre todo en el corto plazo.

– La media móvil de volumen asigna mayor peso y ponderación a los datos en los que el volumen es mayor.

– La media móvil variable es igual que una media móvil exponencial excepto que en la primera los valores de la media se ajustan automáticamente y constantemente dependiendo de la volatilidad de los datos tomados en la distribución. Así pues, cuanto mayor sea la volatilidad de la serie, mayor será el peso que se les dará a los datos más recientes.

 

Media móvil

Media móvil

 

En el gráfico tienen comparadas a modo de ejemplo la media simple de 20 (color rojo) y la media exponencial de 20 (color azul).

¿Cuáles son las mejores medias móviles para utilizar?

En mi opinión, hay que conjugar las de corto y medio plazo. Las mejores de corto plazo son las medias exponenciales 10 y 20 (y 50). Las mejores de medio plazo son la exponencial 100 y la simple 200.

Como es lógico, cuanto más pequeña sea una media móvil, es decir, cuanto más reducido sea su periodo, mayor número de señales dará y más ruido tendremos en el gráfico.

Las medias móviles cuanto mayor periodo tengan no sólo darán menos señales, sino que al eliminar buena parte del ruido del mercado, serán más sólidas y fiables, siempre y cuando haya tendencia, porque si el mercado está lateral las medias fallarán con independencia del periodo que tengan.

¿Cómo se pueden utilizar para operar? Por un lado se suele usar una media, de manera que si el precio la corta hacia arriba se compra (largo) y si el precio la corta hacia abajo se vende (corto).

El gráfico muestra señal de compra con una media móvil

En este gráfico hay un ejemplo de operativa con una media, en este caso una señal de compra al haber superado el precio a la media móvil por arriba (señalado con un cuadrado).  

Y viceversa, en el otro gráfico tenemos una señal de venta y de caída del mercado al perder el precio la media móvil hacia abajo (señalado con un cuadro).

Gráfico con ejemplo de señal de venta y caída en el mercado gracias a una media móvil

Y no solo eso, cuando el precio, tras superar o perder una media móvil, regresa a ella, la media móvil actúa como soporte o como resistencia.

Gráfico con un ejemplo de cómo la media móvil actúa

En el gráfico se puede ver que tras cruzar el precio al alza la media móvil y originar señal de compra, posteriormente retrocede hasta en dos ocasiones (ambos círculos) tocando la media móvil que actúa como soporte dinámico y el precio rebota al alza continuando con su tendencia alcista.

CONSEJO: no soy muy partidario de utilizar una sola media móvil, ya que de por sí, es necesario que haya tendencia definida y movimiento (porque si no las sucesivas señales de entrada serán falsas y negativas).

Pero también porque utilizar una única media móvil hace menos sólida y equilibrada la operativa.

También se pueden utilizar dos medias móviles, de manera que el cruce de ellas dos al alza o a la baja generará las diversas señales de compra (largo) o venta (corto).

 

Dos medias móviles

Dos medias móviles

 

En este gráfico tenemos un ejemplo con dos medias móviles exponenciales, la de 10 y la de 20.

Cuando se cruzan ellas dos al alza es señal de compra (largo) y cuando se cruzan o se cortan a la baja es señal de corto (venta).

Veamos a continuación en el gráfico un ejemplo donde se advierten varias señales, alcistas y bajistas, siguiendo la técnica de las dos medias móviles. La primera de ellas es alcista al cruzar la media corta a la media larga al alza y estar el precio por encima de ambas. Acto seguido tenemos la misma situación pero a la inversa, la media corta cruza a la media larga a la baja quedando el precio por debajo y actuando las medias como resistencias dinámicas. Por último nueva señal al alza que sigue vigente.

Gráfico con un ejemplo de cómo operar con dos medias móviles

CONSEJO: sin lugar a dudas, es más eficaz la utilización de dos medias móviles en vez de una sola.

Existen muchísimas combinaciones de medias, pero las exponenciales de 10 y de 20 suelen ser por regla general interesantes, en casi todos los gráficos temporales.

¿Qué es el triple cruce de la muerte?

Consiste en la utilización de tres medias exponenciales, la de 4,18 y 40 periodos.

La señal de compra se generaría cuando la media 4 cruzara al alza tanto la media 18 como la media 40. Por tanto, la media 4 tendrá que estar por encima de las otras dos medias móviles.

La señal de venta se generaría cuando la media 4 cortase a la baja la media18 y la media 40. Por tanto, la media 4 tendrá que estar por debajo de las otras dos medias móviles.

Ejemplo del cruce a la baja de tres medias móviles

En el gráfico  tienen un ejemplo de un triple cruce de la muerte, en este caso bajista.

CONSEJO: en mi opinión, suelen ser más efectivos e interesantes cuando el cruce se produce a la baja originando señal de venta (cortos).

¿Qué es el cruce dorado (golden cross)?

Es una estrategia utilizando la media móvil de 200 días y la media móvil de 50 días. Cuando la media móvil rápida de 50 días cruza al alza la media móvil de 200 días se activa una señal de compra.

¿Qué es el cruce de la muerte (death cross)?

Es una estrategia bajista, para aquellos inversores que quieren entrar en el mercado posicionándose bajista (lo que se llama operar en corto) mediante derivados (cfds, futuros, etc). Consiste e n usar la media móvil de 200 días y la media móvil de 50 días. Cuando la media móvil rápida de 50 días cruza a la baja la media móvil de 200 días se activa una señal bajista de venta.

Suscríbase al blog (es gratis) y reciba cómodamente en su correo los post que se suban al blog. Introduzca más abajo su correo electrónico y ya está.

Recibe los nuevos artículos en tu correo

Déjanos tu correo electrónico y recibirás en tu correo los nuevos artículos que se escriban en este blog.

Prisma Bursátil

por Ismael de la Cruz

¿Le gustaría dominar el mundo del trading e inversión?

Con Prisma Bursáitl podrá hacerlo. Suscríbase por 20€ 10€ al mes y obtenga acceso a: cursos, formación, ideas operativas, análisis de mercados y máster class de las novedades financieras.

Suscribirme por 10€/mes
¿Por qué debo suscribirme?